Puede que pudiera haber sido con cualquier mujer atractiva que se cruzase con él, pero esta vez fue con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, quien se acercó a saludar a su homólogo Silvio Berlusconi antes de la reunión de la Eurozona que tuvo lugar este miércoles en Bruselas.

Berlusconi estrecha la mano de Thorning-Schmidt y, cuando parece que va a continuar su camino, se gira y agacha la cabeza centrando su mirada en el trasero de la danesa. Lo que no sospechaba el dirigente italiano es que las cámaras estaban allí para recoger la escena.

LÍO CON OBAMA

El último capítulo de este tenor que le ocurrió a Berlusconi fue con Michelle Obama y en presencia de su marido, políticamente, el hombre más poderoso del mundo, Barack Obama. Cuando éste le presentó a su mujer  en la cumbre del G-20 que se celebró en Pittsburg (Pensilvania, EEUU), en 2009, Berlusconi alabó la belleza de Michelle Obama con ostentosos gestos con la mano que no gustaron nada al presidente norteamericano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *