Su ‘hazaña’ ya está en YouTube y se ha convertido en una celebridad de la peligrosidad al volante. Erin B. Holdsworth fue arrestada en Ohio (EE.UU.) por conducir borracha a más de 200 km/h. Para sorpresa de la Policía, la protagonista de la noche iba en top-less, con un tanga y, eso sí, zapatillas deportivas.

La conductora desnuda está acusada de rechazar la prueba de alcoholemia, superar el límite de velocidad, conducción temeraria, huir de la policía e ir con el carné caducado. Un auténtico compendio de la irresponsabilidad.

La noticia, ocurrida a mediados del mes pasado, ha sido difundida ahora con todo detalle por un gran número de medios estadounidenses.

Inicio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *