noticias absurdas

Dennis Storm y Valerio Zena son dos holandeses que se presentaron voluntarios para sufrir en sus propias carnes dolores similares a los de una parturienta mediante un simulador de electrodos en un programa de televisión llamado Proefkomijnen. El simulador emitía descargas que asemejaban al dolor de las contracciones cuando se acerca el parto, según informa el Daily Mail.

Aunque al principio intentaron bromear, lo cierto es que legó un momento en que tanto Dennis como Valerio comenzaron a gritar, dando muestras de que estaban sufriendo un dolor insoportable. De hecho, suplicaron que les quitaran los electrodos del simulador dos horas después de que iniciasen la experiencia.

Uno de ellos, Valerio Zena, llegó a describir la experiencia como una tortura y se llegó a cuestionar el hecho de tener hijos pues no podía soportar que su esposa viviera una experiencia así.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *