noticias absurdas

Alicia Douvall, convertida en la mujer más operada del mundo, se ha lamentado de que debido a las tantas intervenciones estéticas en su cara, no puede ni sonreírle a su bebé. La exmodelo de 34 años, que comenzó a retocarse cuando era una adolescente, ha comparado a los médicos que la han desfigurado, con los que agreden a las mujeres con ácido, pero estos “visten batas blancas”.

Alicia Douvall de ser la mujer más operada con más de 300 intervenciones y retoques estéticos en su cuerpo se ha convertido en protagonista de una campaña de sensibilización para evitar que su historia la repitan las miles de jóvenes británica que pasan por el quirófano cada año.

“No puedo beber correctamente, lo tengo que hacer a través de una pajita, me he desfigurado mí misma. Esto no es lo que prometieron los cirujanos, era todo humo y espejismos”, ha asegurado la exmodelo a The Sun.

La mujer, madre de dos hijos, ha asegurado tener roto el corazón…”Imagínate la celebración del primera año de mi hija no poder ni sonreír”.

La pasada semana, Douvall, se sometió a otra terrible operación para retirarse los implantes faciales, de mejilla y mentón, que se había puesto, una intervención que implicó romper su mandíbula por varias partes.

Ahora, ha jurado no volver a pasar por quirófano, y se ha comparado con la modelo agredida con ácido en 2008, Katie Piper.

“Yo soy igual que ella, sólo que mis agresores vestían batas blancas y yo pagué por hacerlo”, dijo en referencia a los cirujanos que se dedican a intervenciones estéticas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *