La naturaleza le ha jugado una mala pasada a la familia Arciaga. Han nacido una niña con dos cabezas en el hospital Jose Fabella de Manila, la capital filipina. Un único cuerpo, con un peso aproximado de 3,8 kilos con dos cabezas.

Nació el martes por la noche y el cuerpo tiene un único corazón, que comparten ambas cabezas. Su padre, Salvador, que es conductor de triciclos para viajeros le ha pedido a la gente que rece por sus hijas. Ha admitido a los medios locales que, junto a su mujer Chateria, buscaban tener gemelos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *