Un nazareno indicando a un conductor que la calle está cortada, un  miembro de una junta de gobierno colocando vallas y otro más allá  regulando la circulación en los alrededores de la iglesia, evitando que  aparquen coches por donde debe pasar el trono.

La Semana Santa de La Línea de la Concecpión está dejando imágenes  muy curiosas. La falta de agentes de la Policía Local -más de 50 están  de baja por el impago de los nóminas municipales- ha propiciado que sean  los propios cofrades, a través de voluntarios de las hermandades y con  la colaboración de Protección Civil los que estén “sacando adelante la  Semana Santa”, según explican desde el Consejo Local de Hermandades y  Cofradías.

Finalmente, todas las cofradías han decidido salir a la calle, pese a las reticencias del inicio y el amago de suspensión.  La colaboración ciudadana y la colaboración de todos los integrantes de  las hermandades están permitiendo que “sintamos un calor muy especial”,  según señalan algunos costaleros.

La realidad es que hay una tensión que se palpa en el ambiente,  “eso no lo podemos negar” dice el presidente del Consejo, Juan Genal,  quien al mismo tiempo agradece “los apoyos que estamos recibiendo”.
“Tras la Semana Santa, esperamos que todos nos pongamos a trabajar para  sacar a La Línea de la situación en la que está”, remacha.

La madrugada del Viernes Santo linense, con cuatro hermandades en la calle, supondrá la prueba de fuego del dispositivo “en el que también están colaborando y mucho los agentes de policía que no están de baja”, apunta Genal.

Ya se solventó sin mayores inconvenientes la estación de penintencia del Cautivo, la imagen que mayor fervor despierta en la ciudad, durante la noche del Miércoles Santo.

Para no añadir más tensión a las procesiones, la alcaldesa, Gemma Araujo, ha confirmado que no asistirá el Viernes Santo a la del Santo Entierro. Así se lo ha confirmado al consejo a través de una misiva que ha sido contestada por el propio Genal, quien ha  agradecido el gesto.

elmundo.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *