Leo con estupor la nueva normativa establecida en Maçanet de la Selva que prohíbe subir animales domésticos en ascensor. No sé si es porque dejan pelos o hacen sus necesidades en el ascensor. Espero que entre los habitantes de los pisos no haya personas mayores impedidas para subir las escaleras, pues si no tendrán que elegir entre deshacerse del perro o subirlo con una polea. Yo propongo al alcalde que puestos a prohibir, prohíba también utilizar el ascensor a las personas resfriadas o con gripe, no sea que se contaminen los vecinos. Y también le sugiero que en lugar de establecer normativas absurdas nuevas se ocupe de que se cumplan las vigentes, que bastante trabajo hay.

Fuente: http://www.elpais.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *