‘Mi extraña adicción’ es un programa de la TV americana que es todo un filón.

noticias absurdasLlámenlos ‘frikis’, raros o lo que sea, pero los protagonistas de este programa no paran de sorprendernos.

Hoy os presentamos a Keyshia, una neoyorquina de 22 años del barrio de Queens que ha confesado que es adicta a masticar pañales empapados en orina y también a olerlos, según recoge el diario británico Metro en su web.

“Cuanto más orina, mejor”, dice este personaje.

Como si de una American Express se tratara, Keyshia no sale de casa sin ellos.

“Me encantan, saben increíble. Tengo uno en la cocina, otro junto a la cama para cuando duermo, en mi bolso, en mi bolsillo”, explica ella.

 

noticias absurdas

“El papel higiénico me quita el hambre, me llena mucho más que la comida. A veces es un rollo o incluso uno y medio. En tres horas me puedo comer uno”. Estas palabras son de Micaela, la protagonista de esta terrible historia, y que sufre el síndrome de Pica, enfermedad que consiste en tener la manía de comer elementos extraños.

Esta chica argentina come papel cuando se encuentra mal anímicamente. Lo hace para calmar la ansiedad. Ni la propia rutina hace que la protagonista de esta historia evite esta práctica: cuando su hija se va a la cama y mientras ve la televisión tranquilamente, mastica papel higiénico. Incluso cuando va a comer fuera de casa, se va al baño unos minutos a ingerir unos ‘cachos’ de papel.

¿Por qué elige el papel higiénico? “Es el más común y el que menos productos químicos tiene. El de periódico tiene otro sabor, tiene muchas letras y te queda un sabor amargo la boca. Lo he probado pero prefiero el papel normal, que no tiene sabor y que me gusta masticar”.

La mujer explicó- en un programa de televisión al que acudió para que le ayudaran a resolver el problema- que su padre tuvo mucho que ver con su adicción,ya que era alcohólico y violento.Sin embargo decidió hablar con profesionales para que pueda encontrar una solucion a su problema.

Un hábito extendido por el mundo ya que hace unos meses se conocieron las declaraciones de una exeditora de la revista de moda Vogue, qué contó que las modelos comían ‘kleenex’ para no tener hambre y así perder peso, y de pasó conseguir contratos con firmas importantes.

noticias absurdas

Michelle de 29 años, sufre una extraña adicción que le impulsa a beber sangre. Descubierta por el programa My Strange Adicction, Michelle la sangre que toma es normalmente de animales como el cerdo, pero ella prefiere succionar la sangre humana.

Algunos de sus amigos se prestan a que la joven les chupe algo de su sangre, pero es casi imposible saciar su sed.

Algunos definirían a esta californiana de 29 años, como una auténtica vampira, pero a ella no le gusta que le denominen así. Michelle asegura que simplemente disfruta bebiendo sangre pero reconoce que es difícil de entender por el resto de los humanos.

Como asegura el diario Huffingtonpost, la tatuadora comenzó a beber sangre cuando era solo una adolescente, pero su sed ha ido creciendo cada vez más. Bebe unos 36 litros de sangre de cerdo a la semana, pero su bebida preferida es la sangre humana, que la ingiere una vez a la semana. Gracias a un amigo suyo, todas las semanas Michelle succiona directamente del brazo de su compañero su bebida preferida.

La joven californiana asegura que siempre bebe sangre humana de alguien al que conoce muy bien, porque existe un gran riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis o el VIH.

noticias absurdasShannon, es una chica británica de 20 años adicta a la gasolina, conmocionó a todo su país al contar su historia por televisión. La joven aseguró llega a ingerir hasta 12 cucharadas diarias de combustible. “Provoca emoción en un primer momento y luego, se quema la parte posterior de mi garganta. A pesar de que me duele, me hace sentir bien”, expresó.


Una declaración en la televisión británica sorprendió a la población. Se trata del testimonio de Shannon una joven británica de 20 años que declaró ser adicta a la gasolina.

La joven contó que llega a ingerir hasta 12 cucharadas diarias de combustible y sostuvo: “me provoca emoción en un primer momento y luego, se quema la parte posterior de mi garganta. A pesar de que me duele, me hace sentir bien”.

El testimonio fue dado en el programa “My Strange Addiction” (Mi extraña adicción) y generó el asombro de todos los presentes ya que Shannon detalló que para saciar su adicción a veces lame la tapa del bidón, y otras veces no puede resistirse beber directamente del bote de la gasolina.

Su madre afirma que, en principio, no le creía a su hija pero luego de verla y oler su aliento fuerte a gasolina comenzó a ayudarla para dejar esta adicción.
http://www.inforegion.com.ar