noticias absurdas
La rumana Ioana Spangenberg tiene 30 años de edad, mide 1,70 metros de altura y su cintura es de sólo 40 centímetros. Es modelo y a pesar de que afirma que come tres comidas grandes al día, reavivó el debate sobre el límite entre la delgadez como modelo de belleza o de enfermedad.

La modelo de origen rumano llamó la atención de la industria de la moda con su figura de reloj de arena, luciendo una cintura de 40 centímetros.

Iona insiste en que come tres comidas al día, incluyendo alimentos ricos en grasas como los chocolates y papas fritas.

“Tengo el estómago pequeño. Es un poco como una banda gástrica, si como demasiado me siento mal”, afirmó al diario The Sun.

Según el periódico británico, Ioana tuvo, desde su nacimiento, un cuerpo “normal”, pero durante la adolescencia empezó a notar que su cintura no crecía. Spangenberg cuenta que cuando tenía 13 años jugaba a que sus amigos la rodearan completamente sólo con sus manos abiertas alrededor de su cintura.

Ioana siempre estuvo acomplejada de su cuerpo hasta el año 2006, cuando conoció a su actual marido, que la animó a ser modelo. Desde entonces, asegura que no se siente avergonzada, aunque reconoce que le gustaría engordar unos kilos.

 

noticias absurdasCuanto más tiempo pasan las chicas adolescentes delante de Facebook, más posibilidades tienen de desarrollar una imagen negativa de su cuerpo y sufrir trastornos alimenticios como la anorexia, la bulimia o la adicción a las dietas adelgazantes.

A esta conclusión han llegado tres profesores de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Haifa, en Israel, que han analizado los efectos de la exposición a los medios de comunicación en las jóvenes adolescentes. Tal y como han publicado en la web de la Universidad, los resultados del estudio son, cuando menos, sorprendentes.

Los profesores analizaron a 248 chicas de edades entre 12 y 19 años y determinaron que el uso exagerado de redes sociales como Facebook les hacía más susceptibles de sufrir bulimia, anorexia, tener una imagen negativa de sí mismas y una necesidad de perder peso apremiante.

El informe señala también que estar muy expuestas a contenidos sobre moda en Internet, o sobre música, generó la misma predisposición en las jóvenes a padecer desórdenes alimenticios, aunque se manifestaron en una gama menos amplia de trastornos. Por ejemplo, los científicos determinaron que estar engachadas a los contenidos sobre moda generaba sobre todo anorexia, algo que también ocurría sobre todo al ver programas del corazón.

En fin, sólo espero que no gastasen muchos recursos ni tiempo en elaborar este tipo de informes… porque los resultados son poco concluyentes.

http://www.trecebits.com