El sitio Scotsman nos da a conocer la trágica noticia de que un niño de 13 años fue apuñalado por su niñera, Isobel Mackenzie de 55 años, que fue encontrada culpable por el jurado tras analizar los hechos. Según el reporte, ambos discutieron porque el chico no paraba de jugar en su Xbox y las cosas escalaron de nivel; desde el punto del joven: “ella me golpeó detrás de la cabeza, yo me levanté y la empujé, empezamos a pelear, ella me empujó a la silla y vi que tenía un cuchillo.”

La versión de la niñera obviamente es muy diferente. Su descripción afirma que el niño se apuñaló a sí mismo en el abdomen para meterla en problemas. La mujer ya había admitido con anterioridad haber estado bebiendo antes del hecho, y como era de esperarse, eso afectó su credibilidad severamente.

Después de que el jurado la encontrara culpable, Mackenzie logró escapar de una sentencia que la llevaría a la cárcel y obtuvo la ridícula sentencia de 300 horas de servicio comunitario. Probablemente la verdadera historia nunca la sepamos, pero si el castigo por apuñalar a una persona y mucho más importante, a un joven de 13 años, es recoger basura durante 300 horas, algo está severamente mal.

http://www.levelup.com