Al romper el récord mundial de los 100 metros lisos en 9.58 durante el Campeonato Mundial de Atletismo, en Berlín, el jamaiquino Usain Bolt alcanzó el techo de su rapidez a los 80 metros.

Los técnicos de la Federación Internacional de Atletismo y de la Federación de Alemania registraron la velocidad imperial de 44.720 kilómetros por hora (kph).