noticias absurdas

Una anciana que acudió ayer a visitar a sus difuntos al cementerio de Santa Isabel de Vitoria tuvo que ser rescatada por los bomberos ya que creía que tenía un horario más amplio y, cuando quiso salir del camposanto a las ocho y media de la tarde, se dio cuenta de que se había quedado encerrada.

Según ha informado hoy el Ayuntamiento en una nota, los responsables del cementerio de la capital alavesa cerraron ayer sus puertas a las siete de la tarde, como lo hacen habitualmente, sin sospechar que había una persona en su interior.

La mujer, siguió con su visita una vez que cerraron las puertas y, cuando fue a salir, se percató de que estaba encerrada. Por ello, hacia las ocho y media de la tarde no tuvo más remedio que llamar a los bomberos, a quienes explicó que creía que el horario de visitas del camposanto era más extenso. Los bomberos acudieron poco después al cementerio, rompieron el candado de una de las puertas de la calle Vitoria para que la anciana pudiera salir, y pusieron otro en su lugar

http://www.elcorreo.com