noticias absurdasUn exclusivo bar de Osaka, al oeste de Japón, ha denunciado a una web de reseñas gastronómicas por publicar fotos y comentarios del establecimiento colgadas por un cliente y que desvelan las claves para acceder al local, al considerar que esto daña su modelo de negocio basado en el secretismo.

El establecimiento ha decidido llevar a los tribunales a la web Tabelog después de que esta rechazara su petición de retirar la reseña alegando el derecho a la libertad de expresión, según publica el diario nipón Yomiuri.

El bar, que abrió en 2010, no cuenta con ningún nombre ni indicación a su entrada, y para acceder a él los clientes deben tocar un timbre y esperar a que el personal abra una puerta metálica cerrada con llave, al estilo de los “speak easy” de los años 20 en EE.UU. Su carácter de “bar oculto” es una estrategia para “diferenciarse” de otros bares y “atraer a los clientes”, según dijo uno de los propietarios del establecimiento ante un tribunal de Osaka durante una audiencia, recogida por el citado medio.

La publicación en la web de las fotos y comentarios, incluyendo la forma de acceder al establecimiento, “termina con el factor sorpresa” para otros clientes y “anula la estrategia” del bar, añadió el responsable del local. La popular página Tabelog, perteneciente a la compañía Kakaku.com, permite a sus usuarios colgar comentarios de bares y restaurantes japoneses, y cuenta con unos 53 millones de usuarios al mes en este país.

http://www.antena3.com

noticias absurdas

El supermercado Priss en Süderlügum parecía el pasado sábado la fiesta de la espuma del Amnesia: un centenar de paisanos en pelota picada arramplaban los productos de las estanterías para aprovecharse de la sensacional oferta: 270 euros de compra gratis para los clientes que acudieran a comprar desnudos.
El propietario del local esperaba “unos diez clientes”, pero se encontró con un pelotón de 250 clientes desnudos en la puerta del establecimiento, de modo que tuvo que dividir a los clientes en cinco remesas de veinte despelotados, para que la compra no acabara en un festival de frotismo por los pasillos.
La mayoría de los cien primeros clientes que se beneficiaron de la oferta eran daneses que cruzaron la frontera aprovechando los precios más económicos de las bebidas alcohólicas en el lado alemán. En el vídeo grabado por Foto Reporteren puede verse a dos jóvenas llenando el carrito de todo tipo de espirituosas, haciendo acopio para el botellón (¿nudista?) que organizaban esa misma noche.
La oferta a los compradores nudistas era una hábil maniobra publicitaria de la cadena Priss, que buscaba la atención mediática mediante un recurso que nunca falla: mostrar carne. Incluso en un país tan dado a andar en porretas como es Alemania. Concretamente, Süderlügum está en la frontera norte del país, lindando con Dinamarca.
http://blogs.republica.com