noticias absurdas

Se busca en Reino Unido a un hombre que se fugó tras haber devorado literalmente el asiento de un autobús local, ante la mirada de todos los pasajeros.

El acontecimiento fue grabado por una cámara de vigilancia del autobús. Según explican los testigos, el hombre de pelo oscuro, permaneció tranquilo en su asiento durante veinte minutos.

Luego comenzó su festín, se puso a masticar el asiento y llevaba una botella de agua que se supone que era para acompañar el menú. La policía afirma que los daños causados son de poco más de 300 dólares.

“Por supuesto, no se trata de una suma muy significativa, pero el propio caso es muy extraño”, declaró un portavoz de la compañía Stagecoach, propietaria del autobús.

Pronto sera identificado y capturado según las autoridades, aunque no han revelado el castigo que le espera tras la fechoría.