David Viens ha sido acusado de asesinato tras matar a su esposa y cocinar su cuerpo durante cuatro días para hacer desaparecer las evidencias del crimen. El recluso, un famoso chef de Los Angeles, ha reconocido que guisó a su esposa lentamente en un olla hasta que sólo quedó el cráneo.

noticias absurdas

 

Según informa el diario Dalily Mail, la mujer desapareció en el año 2009 después de una violenta discusión con Viens, en la que él le acusó de robarle dinero de su restaurante. Al parecer, ató a su mujer de pies y manos y le puso un esparadrapo en la boca para que no hablara. A la mañana siguiente había muerto.

Asustado, David decidió deshacerse del cuerpo y, para ello, lo cortó en trozos y lo cocinó lentamente durante cuatro días “hasta que sólo quedó el cráneo”, ha confesado él mismo durante el juicio.

El acusado, que trató de suicidarse en varias ocasiones, relató durante el juicio que los restos que quedaron de su mujer los mezclo con otros residuos y los tiró a la basura. Además, asegura que el cráneo lo escondió en el ático de la casa de su madre.

Ahora, un jurado de Los Angeles ha declarado al cocinero culpable de asesinato en segundo grado por la muerte de su esposa a finales del año 2009.

Los fiscales basaron la acusación en las cintas de los interrogatorios policiales, en las que Viens describe como metió el cuerpo de su mujer en una olla de agua hirviendo y la fue cocinando poco a poco

http://www.telecinco.es

noticias absurdas

La Policía india ha arrestado en la localidad de Indore (centro) a un hombre que perforó la vagina de su mujer e instaló un candado para evitar que le fuera infiel.

Sohanlal Chauhan, un mecánico de 43 años, llevaba consigo las llaves del candado cuando fue detenido por la Policía y confesó que se lo había puesto hace cuatro años a su esposa y que abría el dispositivo todos los días al llegar a casa.

El crimen salió a la luz porque la mujer, Sita Chauhan, de 38 años, fue ingresada en un hospital tras intentar suicidarse, y allí reveló lo que sucedía a los responsables del centro

El mecánico perforó la vagina de su esposa porque dudaba de su lealtad, después de que varias mujeres en su familia “hubieran cometido infidelidades”.

Cada día, antes de irse a trabajar, Chauhan insertaba el candado
en dos agujeros realizados con agujas en la piel vaginal de su
esposa, y luego se guardaba las llaves bajo los calcetines, informa
el diario “The Indian Express”.

http://www.eitb.com