Una serpiente de leche hondureña albina que nació con dos cabezas en una incubadora en Florida en octubre pasado tomó su primera comida: una cría de ratón muerta y descongelada.

Como suele suceder en la mayor parte de los ofidios, este raro ejemplar de serpiente albina de dos cabezas comió por fin su primera comida después de haber cambiado por primera vez su piel.

Se ha documentado que las serpientes de dos cabezas viven hasta veinte años en cautiverio. Con dos cerebros dando órdenes a un solo cuerpo, debe ser una existencia confusa. Esta culebra con seguridad no podría sobrevivir en estado silvestre.

La cabeza derecha de la serpiente fue la que se tragó el pequeño ratón que le trajeron de comida, mientras que la otra cabeza miraba. La mayoría de las serpientes con dos cabezas tienen una coloración típica, haciendo extremadamente rara a esta serpiente, un hecho que podría hacer de este ejemplar la más hermosa serpiente de dos cabezas nunca vista. Las serpientes albinas pierden toda la pigmentación oscura, que en el caso de las culebras de leche es rojo, anaranjado y blanco.

http://noticiasquecuriosas.blogspot.com