Su ‘hazaña’ ya está en YouTube y se ha convertido en una celebridad de la peligrosidad al volante. Erin B. Holdsworth fue arrestada en Ohio (EE.UU.) por conducir borracha a más de 200 km/h. Para sorpresa de la Policía, la protagonista de la noche iba en top-less, con un tanga y, eso sí, zapatillas deportivas.

La conductora desnuda está acusada de rechazar la prueba de alcoholemia, superar el límite de velocidad, conducción temeraria, huir de la policía e ir con el carné caducado. Un auténtico compendio de la irresponsabilidad.

La noticia, ocurrida a mediados del mes pasado, ha sido difundida ahora con todo detalle por un gran número de medios estadounidenses.

Inicio