noticias absurdasUn embalsamador de cadáveres ha sido detenido en California, Estados Unidos, acusado de robarle a los muertos 125 coronas o dientes de oro a lo largo de todo un año.

Peter Jacob Lara trabajaba para una funeraria en un cementerio californiano y aprovechaba su puesto de trabajo, embalsamador, para robarle al muerto de turno todo aquello que pudiera llevar de valor, porque además de los dientes y coronas de oro también robó recuerdos personales, una urna para las cenizas, medallones y elementos decorativos de las propias urnas valorados en más de 1.000 dólares, unos 800 euros.

Cuando Peter Lara robaba los dientes de oro, los llevaba a una tienda especializada y los vendía a unos 50 dólares la pieza, unos 40 euros más o menos.

Según el diario New York Daily News, se le ha puesto una fianza de 510.000 dólares (unos 400.000 euros) y si es declarado culpable podría llegar a estar 19 años en prisión.

noticias absurdas
En Tokio se ha hecho popular entre los dentistas un procedimiento que consiste en añadir una especie de pegamento al diente para torcerlo, o conseguir un efecto canino.

Este método llamado Yaeba que quiere decir diente , comenzó como una respuesta al éxito que la saga Crepúsculo tuvo en el país nipón. Su precio, algo más de 280 euros.

Este de , es un intento de hacer una sonrisa como un niño , replicando la alineación extraña de los dientes que se ven afectados por los dientes de leche. De lo que se trata, es de parecer más joven.

Podríamos comparar esta tendencia con la que se ha impuesto en occidente de la diastema, que consiste en separarte los dientes de delante dejando un hueco entre ellos. Se hizo popular por las modelos Lara Stone, Jagger Georgia y Jessica Hart , la sonrisa de Madonna fue reclamada en multitud de salones de Nueva York.

noticias absurdasImagínese comprar una barra de pan, hacerse un bocadillo y encontrar en el interior bien aplastadito entre la miga ¡un diente! Es lo que le ocurrió a Manuel Boga, vecino de L’Hospitalet, la semana pasada, que, tras comprar una barra de pan en un súper, hizo una parada en un bar cercano para comerlo junto a una tapita de queso, según publica elperiodico.com .Cual fue su sorpresa cuando al abrir el pan encontró un diente.

Manuel ya ha puesto en conocimiento de los juzgados este hecho, que también ha denunciado ante la Oficina Municipal de Informacióon al Consumidor (OMIC) de su localidad.

Nada más ver el diente, este vecino reaccionó regresando al supermercado donde había comprado el pan. Allí se lo comunicó a la encargada y se lo entregó, aunque más tarde decidió regresar y quedarse él con la prueba del delito: “Cuando lo vi me entró de todo, creo que una cosa así no puede quedar en una simple anécdota”.

http://www.que.es