noticias absurdasMuchas personas han hecho la pregunta: ¿Cómo puedo quemar grasa rápido con dieta? Tómate tan sólo 2 minutos de tu ocupada agenda para leer este artículo y aprender sobre una dieta probada para quemar grasa rápido por medio de acelerar tu metabolismo al máximo.

Nuestro cuerpo requiere de energía para moverse. La suma de energía requerida es calculada como calorías. Nosotros podemos obtener energía de muchas fuentes, generalmente carbohidratos y grasa, y raramente proteínas. Estas fuentes de energía están presentes en las comidas que consumes durante el día.

Perder grasa rápido no debe sugerir lo que pasas hambre. Pasar hambre causará que tu metabolismo disminuya severamente.Comer hamburguesas y patatas fritas no ayudará a esta causa. Por otro lado, hay unas “súper comidas” que te ayudarán a llegar a tu objetivo de quemar grasa rápidamente.

Las comidas quema grasas son comidas de plantas naturales como lo son las frutas y vegetales. Muchas alternativas sorprendentes están disponibles como las manzanas, piñas, fresas, papaya, naranjas, pomelos y tomates. Estas te harán sentir satisfecho por más tiempo y asistirán a la digestión de otras comidas por su contenido de fibra.

Estás muy comidas también contienen enzimas que incrementan el ritmo metabólico de tu cuerpo. Por lo tanto, te ayuda a quemar más calorías rápidamente. Además, para poder quemar grasa rápido tienes que eliminar de tu dieta el almidón, comidas altas en azúcar, y la comida chatarra.

La comida saludable y el ejercicio regularmente deberían ser componentes primordiales en tu nuevo estilo de vida y serán tu mejor arma contra la grasa de tu cuerpo.

 http://www.pysnnoticias.com

noticias absurdasAdelgazantes. Éste es el grupo de fármacos que más se automedican los canarios, nada menos que en el 60,5 % de los casos. No sólo es un hábito inadecuado, sino que, además, no sirve para nada, porque las Islas mantienen prácticamente sus tasas de sobrepeso (36,8 %) y de obesidad (18,58 %), cifra esta última que ha aumentado un punto porcentual desde 2004. Éste es uno de los datos más sorprendentes de la Encuesta de Salud de Canarias 2009, presentada ayer por el Consejero de Sanidad, Fernando Bañolas, que encuentra la explicación del consumo de adelgazantes “en el culto al cuerpo instalado en la sociedad”.

“Los adelgazantes no son la solución, el sobrepeso sólo se controla con dieta sana y ejercicio físico”, señaló Bañolas. En este sentido, puede ser que haya una luz al final del túnel si se echa un vistazo a los consumos de productos sanos. Así, el consumo de fruta fresca ha aumentado de un 55,16 % (2004) a un 65,91 % (2009). Diez puntos porcentuales. El de verduras también ha subido, aunque muy tímidamente. En 2004, comía verduras a diario el 33,11 % de la población. En 2009 la cifra está en un 34,75 %. En cuanto a otros productos sanos, como el pescado, la crisis debe haber hecho mella, ya que ha descendido el porcentaje de canarios que lo ponen en la mesa. En 2004, el 24,37 % consumía pescado tres o más veces a la semana, en 2009, el 18,05 %.

A esto se añade el descenso en el consumo de dulces (de un 24,36 %, en 2004, a un 22,76 % el año pasado); y de embutidos (de un 36,28 % a un 34,83 %). Sin embargo, aún es muy alta la afición a la comida rápida. Un 25,54 % de la población canaria admite que recurre a esta solución culinaria una o dos veces a la semana.

También son positivos los datos en cuanto a actividad física, aunque, como se ha dicho, sigue siendo insuficiente para mejorar la estadística sobre peso. En el apartado de Anda bastante, pero no hace esfuerzo vigoroso se ha pasado de un 38 % en la encuesta anterior a un 45 % en ésta última. Para los más pequeños, hay variación. El 55 % de los niños de entre 1 y 5 años hace alguna actividad física o deportiva ocasional. La cosa va bajando a medida que aumenta la edad. Así, entre 6 y 10 años hacen ejercicio el 36 % y los de 11 a 16 bajan al 31 %. Éstos últimos, sin embargo, son los que ganan en el apartado de entrenamiento deportivo. Un 35 % de los adolescentes hace entrenamiento físico o deportivo varias veces a la semana.

Tabaco y alcohol
En cuanto al resto de indicadores de salud, hay algunos que llaman la atención en positivo y otros en negativo. El tabaquismo, quebradero de cabeza para la sanidad pública, ofrece un pequeño retroceso entre la población de más de 16 años. Pasa de un 32 % a un 28 % en cinco años. Es preocupante, sin embargo, que el 14 % de la población de entre 16 y 29 años es fumadora pasiva y está expuesta más de una hora al día al humo de un fumador.

El alcohol tiene también dos caras. Por un lado, se mantienen los bebedores constantes (9 % de la población canaria en 2004 y 2009), pero suben, es una realidad que ya no se puede negar, los consumidores ocasionales, sobre todo, de fin de semana. Pasan de un 15 % a un 17 %.

Por último, uno de los indicadores que más destacó Fernando Bañolas en la presentación de la Encuesta fue que el 72,8 % de los canarios considera que tiene una buena o muy buena salud.

http://www.laprovincia.es

La proximidad del verano y las exigencias que impone el modelo estético actual alientan la realización de diferentes prácticas para poder “llegar bien” a la época estival, ya que las altas temperaturas obligan a estar “más sueltos de ropa”. Y para lograr un buen estado físico muchas personas se someten a extensas jornadas en el gimnasio y dietas extremas que pueden perjudicar su salud.

Uno de los recursos en los que se cae a la hora de “prepararse para el verano” es en la “dieta mágica”, que promete una especie de salvación, una transformación en forma rápida, precisa y sin demasiados esfuerzos. Sin embargo, la efectividad no es tal y generalmente producen efectos opuestos a los buscados.

El médico nutricionista Alberto Cormillot en una de sus “10 claves para adelgazar” explica que este tipo de planes “no permiten lograr una pérdida de peso a largo plazo y no producen mejoras en la salud de las personas”. “Lo problemático ocurre una vez que la gente empieza a hacer dietas muy drásticas sin haberse hecho ningún estudio previo”, apuntó la directora adjunta del hospital Luisa C. Gandulfo, Mónica Malchiodi.

Por eso, la directora detalló cuál es el procedimiento que se sigue en el equipo nutricional del Gandulfo: “Ante cualquier cuadro que requiera determinada dieta específica se le hace una evaluación al paciente, los estudios clínicos correspondientes y luego se deriva al especialista. Ya sea obesidad, hipertensión se les indican las características de la dieta y los nutricionista hacen el seguimiento”.

Pese a que las dietas extremas pueden generar serios desórdenes, tanto físicos como psicológicos en las personas, a diario aparecen nuevas fórmulas que prometen delgadez en poco tiempo. “Se trata de dietas absurdas, muchas veces basadas en unos pocos alimentos o de muy bajas calorías. En algunos casos, se trata sencillamente de mentiras que juegan con la credulidad y el bolsillo de las personas; en otros, al poco tiempo se recuperan los kilos que se habían visto desaparecer”, detalla el texto de Cormillot.

Lo idea es que todos aquellos que deseen bajar de peso consulten a un profesional, para que les puedan realizar los estudios previos y detectar si puede haber complicaciones con algunas dietas o la cantidad de actividad física que se propone realizar. Vale recordar que tanto el Gandulfo, como el hospital Arturo Oñativia, de Rafael Calzada, cuentan con un área de nutrición, ambos atienden a los pacientes de lunes a viernes y son gratuitos.

Así, ya no quedan excusas para hacer una dieta razonable, saludable y que surte los efectos deseados: bajar de peso y mantenimiento.

Ante la demanda de consultas en el área nutricional, los centros de salud se ven en la necesidad de reforzar el trabajo del servicio en esta especialidad y lograr un trabajo en conjunto para que los pacientes obtengan mejores respuestas. “Nosotros trabajamos con un equipo multidisciplinario compuesto por diabetólogos, nefrólogos y nutricionistas”, expresó el director del Oñativia, Francisco Grosso.

¿La preocupación es inherente a la mujer? “Tal vez la mujer consulta un poquito más, pero no con gran diferencia: el cuidado estético es una preocupación de ambos sexos”, explicó Malchiodi a este medio. En este aspecto, Grosso coincidió en que “es indistinto, ya no hay un sexo determinante” para las consultas.

Malchiodi remarcó, asimismo, la importancia de concurrir al médico de cabecera, permitir que haga los estudios y vea cómo está el organismo. “Luego hay que consultar a un nutricionista para que le den (al paciente) una dieta equilibrada y adecuada”, finalizó la profesional de la salud.

http://www.inforegion.com.ar