noticias absurdas

Las autoridades de Pekín descubrieron que un hombre ha pasado cerca de dos décadas viviendo bajo tierra, con una tapa de alcantarilla como única puerta, para poder ahorrar dinero con el que pagar la educación de sus hijos, según informó hoy la televisión estatal china CCTV.

El hombre, apellidado Wang y de 53 años, quedó arruinado por las fuertes multas que tuvo que pagar tras violar la política del hijo único (tiene tres vástagos) y decidió emigrar desde el campo a la cercana Pekín para ganarse la vida lavando coches.

Para reducir al mínimo sus gastos y poder emplear todo su modesto salario en sus hijos, Wang ha vivido en una instalación subterránea a unos dos metros de la superficie, junto a tuberías, con poco más que un saco de dormir, mantas y un termo de agua caliente.

El caso de Wang llegó a las autoridades de la ciudad, que han sellado la tapa de alcantarilla por la que el hombre entraba a su “casa” y le han buscado un alojamiento temporal, advirtiendo a la ciudadanía que vivir en estas precarias instalaciones bajo tierra puede ser muy peligroso.

Aunque el caso de Wang es llamativo por el largo periodo de tiempo en que ha vivido en condiciones infrahumanas, tras publicarse otros medios han señalado que no se trata de algo único en el país, y que muchos vagabundos y gente sin recursos viven en el subsuelo de las ciudades chinas.

http://www.elmundo.es

noticias absurdas

Una profesora de la Escola Espanyola d’Escaldes-Engordany en el Principado de Andorra, al norte de España, ha sido despedida por enseñar “demasiado” a sus alumnos.

La educadora,  tutora de un grupo de 11 niños de Educación infantil desde hace dos cursos, será apartada de sus funciones por recomendación de un inspector, que ha dado la razón al centro y afirmó que el nivel de los alumnos es muy alto y no se corresponde al desarrollo curricular de ese curso en una escuela pública, informa el diario Periódic d’Andorra.

 

El despido de esta escuela, que sigue el sistema educativo español, se basa en que los niños de entre cuatro y cinco años que estaban a cargo de la maestra ya saben leer, sumar, restar y también están aprendiendo a escribir.

 

Los padres de los alumnos, indignados con la decisión de que el nivel excesivo de los menores haya sido determinante para que la educadora sea despedida, han denunciado la situación a la Embajada española para solicitar la reincorporación de la profesora, argumentando que, aunque existen unos mínimos educativos, no hay unos máximos definidos.

 

Gracias a la intervención de los padres, la profesora podrá terminar el curso escolar con su clase, reduciendo su nivel de enseñanza. Sin embargo, a no ser que se tomen otras medidas, la maestra no continuará trabajando en ese centro el próximo año académico.

 

Según algunos padres, el motivo del despido podría deberse a un asunto personal y no profesional, ya que los alumnos no se han quejado en ningún momento. De hecho, lo único que hicieron fue querer aprender más.

 

http://actualidad.rt.com/actualidad/sociedad/issue_39411.html