Esta vez el protagonista es un gato, que tiene una conducta muy especial desde hace 4 años. Cada día, puntualmente a la misma hora toma un ómnibus, hace todo el recorrido y se baja nuevamente en su casa. El gato es casi un anciano de 12 años, de nombre Casper, que vive con su dueña en Plymouth, Inglaterra.