noticias absurdas

Los médicos diagnosticaron este extraño caso como un desorden de excitación genital persistente, lo que le genera los orgasmos sin tener algún tipo de excitación sexual.

La mujer pasó por su primer orgasmo gastronómico en los últimos años de su adolescencia, mientras tomaba un helado. A pesar de que esta situación pasó hace ya varios años, Jones recuerda que le encantó la suave textura del helado sobre su lengua y que fue ese el momento en que sintió un cosquilleo en la zona genital.

“En ese momento la presión aumentó hasta que de repente se expandió por todo mi cuerpo. Me sentí flasheada y ruborizada”, expresó, agregando que incluso aunque se aturdió con lo que pasó, no tuvo dudas de que fue un orgasmo.

Si bien otras mujeres podrían haberse sentido preocupadas, Gabi se lo tomó con suma naturalidad al punto al que se compró su propia máquina de hacer helados para poder disfrutar de sus sublimes orgasmos cuando tenga ganas.

Lo único que no salió tan bien fue que la joven de 25 años engordó 94 kilos en los últimos cinco años y ahora pesa 185 kilos.

http://trome.pe