noticias absurdas
Este hecho ocurrió en Brasil y le pasó a Gilberto Araujo. El estaba trabajando de limpiador de coches y recibió una bala perdida de un tiroteo cercano y “murió”, está entre comillas porque pasó que el mismo entró en su propio velatorio y no pasó en realidad esos hechos.

El caso es que esto paso por una confusión de los familiares. El pobre Gilberto se enteró de ello por un amigo que lo encontró en la calle que le dijo que “cómo puede ser que estés aquí si debería de estar muerto y en el velatorio” y el llamó por teléfono a un familiar de que el está bien y que se lo diga a los demás. Éste familiar pensó que se trataba de una broma y fue el mismo para contarle a sus familiares que está bien y que vean que está muy vivo. En ese momento apareció en su propio velatorio y la gente empezó a asustarse y creó una gran confusión. El hombre que estaban velando, según la web G1 del Globo, era un indigente de 34 años de edad con un parecido muy, muy, muy a Gilberto. Se localizó la familia pero le harán pruebas de ADN y miraran sus huellas dactilares para que no pueda haber otra confusión. Abajo está la imagen para comparar a Gilberto con el otro hombre:

noticias absurdas

El funeral de un mesero de 28 años en el sur de Egipto se volvió una celebración cuando despertó el joven, cuya muerte había sido confirmada por un hospital.

Directivos de un hospital habían pronunciado muerto a Hamdi Hafez al-Nubi, residente de la villa de Naga al-Simman en la sureña provincia de Luxor, después de sufrir un infarto cardiaco mientras trabajaba.

Su familia dijo que los parientes acongojados lo llevaron a su casa y, conforme con la tradición islámica, lavaron su cuerpo y lo prepararon para su funeral la noche del viernes.

Una doctora enviada para firmar el certificado de muerte encontró extraño que su cadáver estaba tibio. Al realizar una revisión más profunda descubrió que el joven aún estaba vivo.

Su madre se desmayó al escuchar la buena noticia.

Con la ayuda de la doctora, tanto al-Nubi comosu madre fueron despertados y pronto estaban celebrando con los asistentes al funeral fallido.

http://www.eluniverso.com

Aaron, de 22 años, se encontraba en estado de coma, conectado a un respirador,y con los médicos pensando ya en desconectarlo. Fue entonces cuando apretó la mano de su madre, Deborah, quien salió corriendo de la unidad de Terapia Intensiva para avisar a los especialistas. Un mes después se encuentra muy recuperado e incluso puede caminar sin ayuda.

EL ‘MILAGRO’ DE AARON

Para los médicos de Aaron su recuperación es “un milagro”, según publica el diario ‘The Telegraph’. Ahora, el paciente está ingresado en un hospital neurológico y los médicos esperan que pueda volver a casa dentro de tres o cuatro meses.

http://www.que.es