El Toledo, que llevaba cuatro partidos sin ganar, se medía al Rayo B con la necesidad de conseguir los tres puntos para salir de la zona de descenso. Tras igualar un 0-1 tempranero, el espigado delantero David Sanz marcó el gol de la victoria en el minuto 91.

 

Hasta ahí, todo normal. Sin embargo, lo curioso del video que acompaña la noticia es ver la reacción de un jugador del Toledo, Encinas, abrazándose efusivamente con el árbitro, algo que dejó sorprendido al mismo colegiado.

http://www.sport.es