noticias absurdas

Un estudiante inglés ha sido condenado al pago de mil libras (unos 1.150 euros), a 120 horas de trabajos comunitarios y a la prohibición de tener animales a su cargo durante ocho años por freír el hámster que su compañero de piso tenía como mascota.

El joven, de 21 años de edad y de nombre James White, admitió que lo hizo al estar bajo los efectos del alcohol, si bien no se ha podido aclarar si el animal había fallecido antes de los hechos o si fue la cocción lo que acabó con su vida. Esta incertidumbre es, según informa la revista Cambridge, lo que le ha evitado ingresar en prisión.

Los hechos ocurrieron en la Universidad de York, aunque esta institución ha asegurado a través de un portavoz que no tomará más medidas disciplinarias con el estudiante condenado además de las dictadas por la justicia.