Jason Biggs, el actor que saltó a la fama con sus curiosas experiencias sentimentales con una tarta de manzana en la película “American Pie”, ha sido atacado por un mono salvaje cuando se encontraba de vacaciones en Gibraltar, lugar conocido por albergar a estos primates.