noticias absurdasEntre Europa y Estados Unidos media un mar… de regulaciones. A los europeos nos puede resultar sorprendente porque para nosotros representa una inocente ‘golosina’, pero cualquiera que intente cruzar la frontera de los Estados Unidos con un huevo Kinder tendrá que vérselas con las autoridades aduaneras. Y es que este producto está prohibido en el país porque consideran que los juguetes que llevan dentro pueden resultar peligrosos para niños.

Las autoridades estadounidenses recordaron esta prohibición con motivo de las celebraciones de Pascua, para evitar problemas.

Y es que una infracción no supone sólo la retirada de los huevos Kinder, sino que puede ser castigada también con una multa. Esto es lo que le sucedió a una mujer canadiense, que tuvo que pagar una multa de nada menos que 300 dólares.

http://www.que.es