noticias absurdas

Mediante observaciones de la misión Kepler de la NASA, los astrónomos podrían haber detectado la evidencia de un posible planeta que se desintegra bajo el abrasador calor de su estrella a 1.500 años luz de la Tierra. Similar a un cometa formado por escombros, este candidato a planeta Super Mercurio se caracteriza por exhibir una cola de polvo.

Pero este fenómeno va a durar por mucho tiempo. Los científicos calculan que, a la actual tasa de evaporación, este mundo polvoriento podría quedar completamente vaporizado dentro de los 200 millones de años.

Un equipo de investigación dirigido por Saúl Rappaport, profesor emérito de Física en el Massachusetts Institute of Technology, Cambridge, ha identificado un patrón de luz inusual que emana de una estrella llamada KIC 12557548 en el campo de visión del telescopio espacial Kepler.

Kepler detecta planetas y candidatos a planetas mediante la medición de las caídas en el brillo de más de 150.000 estrellas para buscar objetos que se cruzan en frente, o en tránsito, de sus estrellas.

Orbitando una estrella más pequeña y fría que nuestro sol, este candidato a planeta completa su órbita en menos de 16 horas, una de las órbitas más cortas detectadas hasta ahora. A una distancia orbital de sólo dos veces el diámetro de su estrella, la temperatura de la superficie del planeta se estima en unos ardientes 1.816 grados centígrados.

Los científicos barajan la hipótesis de que el lado de este infierno potencialmente rocoso que mira hacia la estrella es un océano de magma hirviente. La superficie se funde y se evapora a temperaturas tan elevadas que la energía del viento resultante es suficiente para permitir que el polvo y el gas se escape al espacio. Esta emanación de polvo se desintegra alrededor de la estrella.

 

noticias absurdasLa NASA sigue de cerca la trayectoria del satélite de Investigación de la Alta Atmósfera (UARS) retirado de funcionamiento en 2005 y que, según dijo ayer el organismo espacial, espera que impacte en la Tierra este 23 de septiembre.

El transbordador Discovery llevó en 1991 este satélite de seis toneladas diseñado para medir los cambios atmosféricos y los efectos de la polución, que emprendió su camino de regreso a la Tierra hace seis años.

La NASA prevé que el satélite se despedazará al entrar en la atmósfera pero sus científicos afirmaron que, aunque no se desintegren todas sus piezas, las probabilidades de que puedan poner en riesgo a los ciudadanos es “extremadamente pequeña”.

En este sentido, indicaron que las probabilidades de que un objeto espacial hiera a una persona durante su reingreso es menos de una entre 10.000.

De hecho, aseguran que desde el principio de la era espacial no se ha confirmado ningún caso en el que haya resultado herida una persona por un objeto espacial durante la maniobra de reingreso. La NASA sigue la trayectoria del satélite junto con otras agencias espaciales extranjeras e informará sobre el movimiento del objeto espacial a medida que se acerque a la Tierra.

Estaba previsto que llegara a finales de septiembre o principios de octubre pero, según explicaron los científicos de la NASA, esperan antes su llegada debido a un fuerte aumento en la actividad solar esta semana.

http://www.que.es

La EEI podría quedarse deshabitada a finales de noviembre por primera vez en su historia, si la agencia espacial rusa no consigue garantizar la seguridad de las naves Soyuz, las únicas con las que se pueden realizar los reemplazos de la tripulación desde que EE.UU. retiró sus transbordadores espaciales.

Así lo ha explicado el director del programa de la EEI de la NASA, Mike Suffredini, después de que el pasado 24 de agosto, un carguero ruso Progress no tripulado se estrellara en Siberia minutos después de despegar por un problema en el cohete propulsor. El problema es que las naves tripuladas Soyuz con las que se relevan los astronautas usan cohetes muy similares, por lo que si no se resuelve el problema antes de noviembre, los seis residentes habrán regresado en las dos Soyuz que están acopladas a modo de  “ salvavidas ”  en la EEI sin que hayan llegado sus reemplazos.

Este ha sido el primer accidente de un carguero automático ruso desde que fue lanzado el primero en 1978, pero ha dejado en entredicho su programa espacial, después de asumir numerosos compromisos internacionales tras la retirada de los transbordadores. El fallo se produjo después de que en los últimos meses la agencia rusa extraviara un satélite de telecomunicaciones Express-AM4 y tres satélites para completar su sistema de posicionamiento global Glonass, sacando a la palestra uno de los temas que obsesiona a la NASA: La seguridad.

“ Vamos a hacer lo que sea más seguro para la tripulación y para la estación espacial ” , afirmó Suffredini que sin entrar en polémica confirmó que la tripulación no corre peligro y que la EEI podría ser operada desde la Tierra si no se encontrara una solución. Con el viaje final del Atlantis, Estados Unidos dio por concluida la era de los transbordadores el pasado julio, unas naves de gran capacidad con las que durante 30 años la NASA realizó vuelos tripulados y cargó elementos fundamentales para la investigación como el telescopio Hubble o el Espectrómetro Magnético Alpha-2.

Su plan original incluía que para esa fecha estuvieran preparadas las naves que las sustituirían, unos vehículos multipropósito que además de viajar a la órbita terrestre baja, permitieran volver a la Luna y emprender una ruta a otros destinos. Pero el ambicioso plan que anuncio el entonces presidente George W. Bush en 2004 no estableció un presupuesto definido, según el informe que emitió posteriormente una comisión independiente, y su sucesor en la Casa Blanca, Barack Obama, canceló el programa.

En esta nueva etapa Obama ha redefinido los planes de la NASA y ha dejado en manos de la empresa privada la competencia para construir las naves del futuro mientras la agencia busca nuevos retos como explorar un asteroide o la primera visita a Marte. Sin embargo, esto significó que las misiones de relevo y avituallamiento de la EEI quedaran a cargo de las naves rusas y no faltaron las voces que rechazaron esta medida porque se negaban a dejar en manos del enemigo histórico los viajes espaciales, por los que además deben pagar unos 60 millones de dólares por asiento.

“ Es absurdo que mas de 50 años después de la era del hombre en el espacio el mundo entero dependa de un sistema de lanzamiento para llevar a la gente al espacio ” , indicaba un editorial del Huffington Post, mientras que el diario Los Ángeles Times ironizaba en un titular “¡Extraño! el cohete espacial fallido ruso es el repuesto de los transbordadores retirados”.

Para el Huffington Post este accidente demuestra que EE.UU.  “ ha abandonado ”  su programa espacial y considera  “ incluso más absurdo que el país, que ha financiado ampliamente la estación espacial, tenga que pagar a otro país para transportar suministros y a sus propios astronautas ” . El director de la NASA, Charles Bolden, ha reiterado que pese a las críticas Estados Unidos seguirá a la cabeza de la exploración espacial.  “ El presidente nos ha dado una misión con ‘m’ mayúscula: que nos centremos en la exploración globalmente y trabajemos en las investigaciones y el desarrollo que nos permita ir más allá de la órbita de la Tierra ” .

De todas formas Estados Unidos no se olvida de la EEI, un proyecto de 100.000 millones de dólares en el que participan 16 países y que seguirá operando hasta 2020. Mientras tanto, la empresa privada se está aplicando para desarrollar las naves del futuro y la compañía SpaceX ya ha suscrito un acuerdo con la NASA para realizar un vuelo de prueba con carga a la EEI en noviembre de este año, algo que Estados Unidos busca para evitar tener que depender de terceros países.

http://www.abc.com.py

Una llamarada solar de intensidad media fue detectada este martes por la NASA. Tras el fogonazo, se produjo una lengua de fuego con un tamaño diez veces superior a la Tierra pero ésta,  no fue lanzada  al espacio sino que, en su mayor parte, volvió a caer sobre la superficie del Sol en forma de una impresionante lluvia de fuego. “Nunca había visto antes algo parecido”, asegura el físico solar de la NASA Jack Ireland. El resto del material que no volvió al sol, miles de millones de toneladas de partículas cargadas, llegará entre este jueves y viernes a nuestro planeta, aunque no causará daños a satélites y sistemas de comunicaciones.

El fenómeno duró más de tres horas, sorprendiendo a los expertos cuando casi todo el material expulsado volvió a la estrella en vez de salir despedido al espacio, como ocurre con fogonazos de este tipo. “La parte extraña de este evento -explica Ireland- es precisamente que un montón de plasma volvió a caer y consiguió producir una reacción en la superficie del Sol de un modo realmente espectacular”.

En lugar de caer como lo hace la lluvia por la fuerza de la gravedad, el plasma se precipitó siguiendo las líneas de invisibles campos magnéticos que constituyen el sol “Parecía que un montón de material iba a caer a plomo, pero de repente se desvió hacia las regiones activas. El campo magnético de las regiones activas aspiró el plasma hacia su interior. Es algo que no había visto nunca“.

El plasma viaja hacia nosotros a una velocidad de 1.400 km por segundo o, lo que es lo mismo, a algo más de cinco millones de km. por hora. Cuando nos alcance, no causará daños en satélites ni en sistemas eléctricos o de comunicaciones. Pero es un avisó de lo que podrá ocurrir de aquí al 2013 porque el número y la intensidad de estos fogonazos solares se incrementa cada once años que es la duración de un ciclo solar y el Sol se dirige hacia el climax de su actividad que se producirá alrededor del 2013. Esto significa que habrá más llamaradas como ésta e incluso mayores, y algunas podrían ser lanzadas contra la Tierra. 

Inicio

noticias absurdasEl periodista y fotógrafo argentino Gastón Garnier observó un “objeto raro, una especie de y griega, con pelotitas luminosas enganchadas en sus puntas y en perspectiva” en una imagen que tomó a la luna el pasado diciembre desde la localidad de Venado Tuerto, en la provincia argentina de Santa Fe, y en marzo decidió enviarla a la agencia espacial estadounidense para conocer su opinión.

Unos días después, desde la NASA le contestaron que “había sido sometida a varios filtros y que se había determinado que era original, auténtica y que no había trucos de ninguna naturaleza”, reprodujo el reportero, cuyo hallazgo ha sido ampliamente difundido por la prensa argentina.

Garnier explicó, además, que la agencia espacial le notificó que el mismo 13 de diciembre del año pasado, el día en que sacó la fotografía, otra imagen de idénticas características había sido tomada en la localidad portuguesa de Abrantes.

“Luego del análisis digital arribamos a la conclusión de que nos encontramos ante una fotografía genuina de un ovni que, comparada con varias muestras de nuestra base de datos, muestra un 80,75 por ciento de similitud a uno fotografiado el 13 de diciembre en Abrantes, Portugal”, señala el texto que recibió el reportero, y que acaba de dar a conocer a los medios.

La Fuerza Aérea Argentina anunció en diciembre la creación de una comisión para investigar denuncias sobre avistamientos de ovnis en el país, que se multiplicaron el pasado diciembre.

La prensa local recogió entonces testimonios de varias personas que aseguraron haber visto objetos voladores no identificados e incluso difundió imágenes y vídeos enviados por los lectores desde varios puntos del país.

http://www.que.es

noticias absurdasEl laboratorio solar de la NASA, Solar Dinamics Observatory (SDO, por sus siglas en inglés) detectó el pasado 1ro de agosto un tsunami solar, una violenta erupción en la superficie de la estrella estalló e hizo volar toneladas de plasma (átomos ionizados) en el espacio.

La erupción fue tan grande que puede haber cambiado viejas teorías sobre los fenómenos en el Sol. “El evento del 1 de agosto realmente nos abrió los ojos”, dice Karel Schrijver del Laboratorio Solar y de Astrofísica de Lockheed Martin en Palo Alto, California. “Vemos que las tormentas solares pueden ser los acontecimientos globales, en escalas que apenas habíamos imaginado antes”, añadió.

>>> Las últimas noticias de Ciencia y Tecnología

Los científicos explicaron que las explosiones en el Sol no son hechos aislados y localizados. En cambio, la actividad solar está interconectada por el magnetismo en distancias impresionantes. Las llamaradas solares, los tsunamis, las eyecciones de masa coronal pueden producirse todos a la vez, a cientos de miles de kilómetros de distancia, como si formaran un concierto de rock.

Los investigadores habían mantenido como hipótesis la causa de esta actividad solar, sin embargo nunca se había logrado confirmar hasta ahora.

“La idea de llamaradas que vienen y van existía desde hace un cuarto de siglo, pero las observaciones no lo habían demostrado. Sólo se utilizaba información estadística de causa y efecto”, aseguraron los autores en el artículo.

http://noticias.aol.com