noticias absurdas
Urano es el séptimo planeta del sistema solar por posición respecto al Sol, el tercero en tamaño y el cuarto más masivo. Cuando el planeta verde azulado se encuentra en oposición al Sol, es decir, cuando respecto a la Tierra este y el Sol ocupan en el firmamento lugares opuestos, es el momento en el que está más cercano a nuestro planeta. La distancia que los separa en esta situación es de unos 2721,4 millones de kilómetros. Normalmente, el fenómeno hace que las condiciones de su observación telescópica sean las mejores. Pero no en este caso. Observación posible pese a los inconvenientes Esta vez, el acontecimiento celeste se producirá cuando la Luna esté сasi llena y situada en la misma región que Urano, hecho que podría obstaculizar su observación. Debido a esto, los astrónomos advierten que para contemplar el espectáculo, probablemente se necesiten unos buenos prismáticos. Además, el brillo de Urano se encuentra en el límite de la capacidad del ojo humano, por lo que normalmente es apenas visible, incluso en condiciones excelentes. Al mismo tiempo, los científicos aseguran que no hay motivos para la desesperanza: en caso de que sea difícil contemplar Urano el mismo 29 de septiembre, será posible hacerlo incluso un par de semanas después. Además, la Luna ya no memará la visibilidad. Urano fue descubierto por el astrónomo británico William Herschel, que anunció su hallazgo el 13 de marzo de 1781, ampliando las fronteras conocidas del sistema solar. Se trata también del primer planeta descubierto por medio de un telescopio.

http://actualidad.rt.com

noticias absurdasUna amenaza puede cernirse sobre La Tierra. Parece el inicio de una película apocalíptica, como aquella que protagonizaba Bruce Willis con el nombre de ‘Armaggedon’, pero lo cierto es que ahora esa amenaza podría convertirse en algo real.

Según informa Space.com, los científicos mantienen en estrecha vigilancia al asteroide 2011 GA5, ya que en cuestión de tan solo unos 28 años puede colisionar con La Tierra.

Esta roca espacial, fue descubierta en enero de 2011 por los observadores de Mount Lemmon Survey en Tucson, Arizona. Los científicos conocen con su tamaño, unos 140 metros de diámetro, pero su masa y composición todavía es un misterio.

“2011 GA5 es el objeto que actualmente tiene la mayor probabilidad de impactar contra la Tierra en el año 2040. Sin embargo, solo hemos observado alrededor de la mitad de una de sus órbitas, por lo tanto la confianza en estos cálculos aún no es muy alta“, declaraba Detlef Koschny, de la Agencia Espacial Europea, a Space.com.

Para que se declare al 2011 GA5 como un peligro para La Tierra, es necesario que se observen una o dos orbitas enteras, pero aún así, los científicos no van a quitarle los ojos de encima.

Los expertos creen que, en caso de que definitivamente suponga un riesgo real, algo que no sabrán hasta dentro de unos años, todavía quedará tiempo para desarrollar una misión que pueda desviarlo de nuestro camino.

¿CÓMO EVITAR LA COLISIÓN?

El asteroide tiene una probabilidad de impacto de 1 entre 625 para el 5 de febrero 2040, según Donald Yeomans, director del programa de Observaciones de Objetos Cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California

Si las probabilidades de un impacto se mantienen, existen varios métodos para evitar la colisión. Según Yeomans, habría tiempo suficiente para enviar una misión que altere el curso del asteroide con efectos gravitacionales.

Esos métodos podrían suponer elegir entre la desviación del 2011 GA5 o su destrucción donde se incluye la posibilidad peligrosa de emplear bombas nucleares. Antes de 2040, el asteroide se acercará a la Tierra en 2023, a 2.99 millones de kilómetros.

Inicio

El pasado 5 de agosto, la nave Juno fue lanzada con éxito en dirección a Júpiter, oportunidad en la que aprovechó con la cámara fotográfica de la nave, fotografiar a la Tierra y la Luna.

La sorprendente y pequeña imagen constituye algo “que pocas veces vemos y nos ayuda a tener perspectiva de nuestro lugar en el Universo”, aseguró Scott Bolton, investigador de proyecto Juno.

La nave Juno obtuvo la fotografía el pasado 26 de agosto estando a 9,66 millones de kilómetros de distancia, aunque su viaje es muchísimo más largo. En menos de un día, Juno recorrió la distancia que separa a la Tierra de la Luna (402.000 kilómetros), pero se demorará alrededor de cinco años en trazar los 2.800 millones de kilómetros que alejan a Júpiter de la Tierra.

Cuando la nave llegue a su destino, se moverá en torno a los ejes del planeta unas 33 veces e intentará sondear debajo de nube de gas para así analizar su estructura, origen y atmósfera.

http://www.emol.com

noticias absurdasEl asteroide llamó primero la atención de estos científicos, Apostolos ‘Tolis’ Christou y David Asher, dos meses después de haber sido encontrado por el satélite infrarrojo WISE. “Su distancia media al Sol es idéntica a la de la Tierra”, dice el Dr. Christou, “pero lo que realmente me impresionó lo similar que su órbita era a la de la Tierra”.

La mayoría de asteroides cercanos a la Tierra tienen órbitas muy excéntricas, en forma de huevo, y recorren órbitas en el sistema solar interuir. Pero el nuevo objeto, denominado 2010 SO16, es diferente. Su órbita es casi circular, de modo que no puede acercarse a cualquier otro planeta del sistema solar, excepto la Tierra”.

http://www.que.es

noticias absurdasEl Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) iniciará la próxima semana en las áreas de Parakiri y Rotorua (Nueva Zelanda) un proyecto para analizar si las áreas ‘marcianas’ de la Tierra pueden revelar restos de vida en Marte, según ha informado el CSIC.

Así, un equipo de investigadores del CSIC se desplazará a Nueva Zelanda para analizar, en colaboración con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, estas dos regiones con depósitos de sílice. Además, la institución científica ha añadido que en la Tierra hay cinco localizaciones –una de ellas en España– que presentan “algún rasgo extremo similar al del entorno del planeta”.

El responsable del proyecto (iniciado en 2010) y paleontólogo del Centro de Astrobiología (centro mixto del CSIC y del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial), David Fernández, ha explicado que la integración de las regiones seleccionadas –que poseen diferentes características comunes a estos entornos primitivos– “es la que aporta una visión conjunta del entorno marciano”. También se ha mostrado optimista y ha asegurado que “si alguna vez hubo vida en Marte, se encontrará antes o después”.

En este sentido, el organismo científico ha apuntado que la presencia de restos de biomoléculas en minerales formados en estos ambientes terrestres “será extrapolable a Marte, donde los resultados se utilizarán para localizar las áreas de estudio más adecuadas en futuras expediciones al planeta”.

 DE RÍO TINTO A NUEVA ZELANDA

En lo referido a las zonas ‘marcianas’ que serán analizadas, ha concretado que se trata de las neozelandesas de Parakiri y Rotorua, la sudafricana de Barberton, el desierto chileno de Atacama y las minas españolas de Río Tinto (Huelva) que, según ha añadido, “tiene unas singulares condiciones de acidez y oxidación capaces de albergar vida”.

Finalmente, el CSIC ha recordado que la Tierra y Marte “fueron muy similares durante sus orígenes, hasta que el planeta rojo agotó su combustible interno hace unos 3.500 millones de años”. “El planeta rojo podría considerarse, por tanto, un fósil a escala planetaria de la Tierra cuando se desarrollaron los hábitats potencias primigenios”, ha precisado.

http://www.que.es

noticias absurdasLos meteoritos podrían contener la clave del inicio de la vida en la Tierra, según sugiere un estudio de la Universidad del Estado de Arizona en Tempe (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’ (PNAS).

Los investigadores, dirigidos por Sandra Pizzarello, determinaron la composición molecular de los componentes insolubles descubiertos en un meteorito de la Antártida que contenía carbono recopilando polvo del meteorito y tratando partes de él con agua a altas temperaturas y presiones para después analizar los componentes resultantes del proceso.

Los investigadores descubrieron que el polvo de meteorito tratado emitía en el  agua circundante amoniaco, NH4, un importante precursor para las moléculas biológicas complejas como los aminoácidos y el ADN.

Los autores analizaron los átomos de nitrógeno dentro del amoniaco y determinaron que el isótopo atómico no se correspondía con los descubiertos en la Tierra en el presente, lo que sugiere que el amoniaco no procedía de una contaminación terrestre.

La comunidad científica ha empleado grandes esfuerzos en descubrir el origen del amoniaco responsable de desencadenar la formación de las primeras moléculas biológicas en los inicios de la Tierra.

 Los descubrimientos sugieren que meteoritos como el analizado, que algunos científicos creen que portan un registro intacto de la química del inicio del sistema solar, podrían haber ‘sembrado’ la Tierra con los precursores moleculares de la vida.

http://www.que.es