noticias absurdas

La ganadora del mayor premio a una sola persona en la lotería de Estados Unidos es una mujer de 84 años que acudió a canjear su boleto en Florida. Se llevó de una tacada 370,8 millones de dólares (285,2 millones de euros), a los que hay que quitar los impuestos.

El boleto de Gloria C. Mackenzie es el único que tenía los seis números correctos del sorteo del 18 de mayo en la Lotería Powerball, para el que se había acumulado un bote récord durante cerca de dos meses de 590,5 millones de dólares (454,2 millones de euros). Aunque tenía la opción de recibir el dinero en 30 pagos anuales, la mujer ha decidido cobrar todo el premio de una sola vez, por lo que el importe final de lo que ingresará, una vez descontados los impuestos, es de 270 millones de dólares (207,7 millones de euros), según detalló hoy la secretaria de la Lotería de Florida, Cynthia O’Connell, en una conferencia de prensa.

La mujer acudió hoy a validar su boleto a la central de la Lotería de Florida, en Tallahassee, la capital estatal, pero no hizo declaraciones a la prensa. Sin embargo, en un comunicado leído por O’Connell, agradeció la «amabilidad» de un señor que la dejó pasar delante de él en la fila para comprar la lotería. Ello le permitió llevarse el boleto con los números ganadores, elegidos automáticamente y de forma aleatoria por una máquina.

El boleto, que compró en un supermercado de la localidad de Zephyrhills, en el centro de Florida, le costó dos dólares y llevaba los números 10, 13, 14, 22, 52 y el Powerball 11. Aunque ha habido premios acumulados superiores, éste es el más alto concedido a un sólo boleto ganador.

En marzo de 2012 se acumuló uno de 656 millones de dólares (505 millones de euros), pero aparecieron varios acertantes de todos los números, que se repartieron el premio.

La Lotería Powerball se juega en 42 estados del país, en el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, la capital, y en las Islas Vírgenes.

noticias absurdas

Inglaterra.- El misterioso ganador de 64 millones de libras (79 millones de euros) de la lotería Euromillones perderá el premio por no haberlo reclamado a tiempo y el dinero se destinará a obras caritativas, indicó el jueves la lotería británica.

“Puedo confirmar que la persona que compró el boleto no se dio a conocer antes de la fecha límite para reclamar su dinero”, dijo un portavoz de la lotería.

“La mayoría de los ganadores reclaman su premio en el plazo previsto de 180 días, pero para evitar que casos como este se vuelvan a producir pedimos a los jugadores que comprueben regularmente sus boletos”, añadió.

El jugador, que compró su boleto el 8 de junio en la zona de Stevenage y Hitchin, en Herfordshire, en el norte de Londres, tenía hasta las 23 del miércoles para cobrar su premio de 63.837.543,60 de libras, el más importante de la historia de la lotería británica.

Antes de que terminara el plazo, la lotería lanzó una campaña con carteles, anuncios e incluso un pregonero para intentar localizar al comprador del boleto ganador.

Los 64 millones y los intereses que generaron se destinarán a la asociación caritativa de la lotería británica, que desde su lanzamiento en 1994 ha recibido 29.000 millones de libras (unos 35.700 millones de euros).

Hasta ahora, el récord del mayor premio no reclamado por su ganador era de 9,4 millones de libras en un sorteo de 2005.

El ganador de 64 millones de libras (79 millones de euros) de la lotería Euromillones los pierde por no reclamarlos a tiempo. Este dinero se destinará a obras caritativas, indicó el jueves la lotería.

noticias absurdas

Seguro que alguna vez habéis oído decir eso de que hay que pasar los boletos de lotería por la tripa de las embarazadas para buscar la suerte. Es más, seguramente alguna vez lo habréis hecho o habréis instado a alguien a que lo haga o habréis visto que alguien lo hace.

Pues bueno, lo que no sabéis es que probablemente esa tradición nace (con permiso del listo que todo lo sabe me lo voy a inventar) de una mujer como la noruega Hege Jeanette Oksnes, que lleva la suerte a su familia cada vez que se queda en estado de buena esperanza. Las criaturas de Hege, en vez de con un pan bajo el brazo, vienen con un boleto de lotería premiado, que, coincidiréis conmigo, suele dar más de sí que una triste barra de pan.

Hege Jeanette tiene 29 años, es noruega y sirve perritos calientes en una gasolinera de Austevoll, una pequeña isla del oeste de Noruega por la que no pasan los cruceros de los fiordos. En seis años su familia ha ganado tres premios de lotería, uno por cada hijo que ha tenido ella y siempre coincidiendo con la época en la que estaba embarazada.

El último golpe de suerte fue muy reciente, cuando su hermano ganó más de 1,6 millones de euros, después de que ella consiguiera 1,1 millones en 2009, un día antes de dar a luz a su segundo hijo y tras regalar  medio millón de euros a su padre en 2006, ya que al bueno de Leif (el padre de Hege Jeanette) le tocó el premio un día después de que nuestra amiga diera a luz a su primer hijo.

Vale que el caso de su hermano está un poco pillado por los pelos, porque pasaron unos meses desde que dio a luz hasta que le tocó. Dicho lo cual, no está mal, ¿no? Es como que te caiga un rayo cada vez que Khedira marca un gol.

Sé que en su situación todos estaríais planeando tener el cuarto hijo, pero ellos no. “Mi marido cree que ya tenemos suficiente dinero”, bromea Hege Jeanette. Cuentan los medios internacionales que, después de comprar coches nuevos y darse unos viajecitos, ingresó gran parte del dinero en el banco esperando comprar un terreno para construirse una casa.

http://blogs.20minutos.es

noticias absurdas

El grupo de universitarios realizaron varios cálculos matemáticos en donde llegaron a la conclusión que si se compra 100 mil tickets de lotería el éxito es inevitable. Además determinaron que solo debían invertir US$600 mil en boletos si el premio era mayor de US$2 millones de lo contrario no valía la pena arriesgarse.

 

Al llegar esta noticia ante los organizadores de la lotería de Massachussets se decidió no hacer sorteos por el resto del año, los autores de este descubrimiento no fueron arrestados ni demandados ya que la legislación estadounidense no prohíbe comprar miles de boletos.

 

Las investigaciones elaboradas por las autoridades gubernamentales determinaron que este grupo ha operado desde el 2005 y que para ese año ya habían hecho US$8 millones. Incluso este grupo desarrolló una estrategia tan precisa que con un solo intento podían ser ganadores del premio mayor.

 

Estos estrategas de la lotería pasaron más de cinco años sin ser descubiertos, pero las investigaciones llevaron a las autoridades a descubrir toda la táctica empleada por estos profesionales en manipular el juego de azar.

http://www.elperiodico.com.gt

noticias absurdasAl ver pasar una estrella fugaz, al soplar las velas de cumpleaños, al caerse una pestaña… cuántos de nosotros hemos pedido en alguna ocasión, o en todas las anteriores, que nos tocase la lotería como deseo. Pues a este residente en Atlanta, Estados Unidos, la suerte le ha sonreído en dos ocasiones y por eso se ha convertido en noticia curiosa.

Delma Kinney tuvo suerte al escoger su billete de lotería en la tienda Chevron Food. Millonario por segunda vez: en 2008 ya se hizo con otro premio de un millón de dólares de la misma lotería.

Parece ser que, no a gusto con un millón de dólares en sus bolsillos, Delma Kinney volvió a por más y, al tiempo, lo consiguió. Este padre soltero reservó parte del dinero recibido la primera vez para costear la educación universitaria de sus tres hijos.

En cambio, con este segundo premio, ya ha anunciado, según publica “Huffington Post”, que su intención es donar una cantidad a la caridad, aunque todavía no sabe cuál será la causa defendida.
Quién le iba a decir que mientras se entretenía de camino a la farmacia para comprar algún remedio para su resfriado se iba a encontrar con lo que todos sueñan en conseguir: que les toque la lotería, y más aún, por segunda vez.

http://www.peroquedices.com/

noticias absurdasUn conductor de camión, ganador de un bote de diez millones de euros en la lotería francesa, ha comprado la empresa de transportes en la que trabaja desde hace casi treinta años y que se encontraba al borde de la quiebra.

El agraciado con el bote millonario adquirió el pasado mes de enero el 100 por cien del capital social de la empresa, ubicada en Normandía -noroeste de Francia-, que empleaba a una quincena de trabajadores y se encontraba en proceso de liquidación judicial por deudas, publicó hoy el diario francés “Le Parisien”.

El nuevo millonario invirtió “varios centenares de miles de euros” para quedarse con los activos de la compañía, con su cartera de clientes y una decena de camiones.

El extransportista, que prefirió mantener el anonimato, explicó que conservará al antiguo director general en plantilla, aunque descienda en el organigrama de la empresa: “Me dio lástima y lo autoricé a quedarse”, señaló.

También contó que va todos los días a su trabajo y se pone al volante de un camión cuando uno de los conductores se ausenta. “Me gusta conducir”, aseguró el hombre, que ronda los 50 años.

El nuevo millonario recalcó que no le supone “ningún problema” dar órdenes, porque sus antiguos compañeros de trabajo le respetan: “Saben que fui conductor como ellos. He hecho las mismas rutas, así que no me pueden contar historias”.

“He hecho lo que había que hacer. Tenía medios para evitar que 13 o 14 empleados se quedasen en el paro, y además el transporte es toda mi vida”, manifestó el hombre, que advirtió sin embargo que no seguirá con el proyecto si ve que pierde “demasiado dinero” en el futuro.

El ganador de la loto explicó que desde que se hizo con el bote, el pasado mes de septiembre, no ha tenido vacaciones, pero pudo comprarse dos casas y un todoterreno, y ahora tiene que pagar el impuesto sobre la fortuna.

El flamante millonario confesó también que sigue rellenando las casillas del boleto de lotería, con la esperanza de que su suerte se repita.

http://www.que.es