Una discoteca en Mallorca ofrece a sus clientes sexo en el escenario si se beben diez tequilas. El diario alemán Bild denuncia la degradación de la oferta de ocio en Playa de Palma. Y es que los clientes de la discoteca «Paradies», en su mayoría turistas europeos, no sólo pueden bailar y beber en el local. Ahora también tienen la posibilidad de fornicar en público y sobre el escenario.