noticias absurdas

John Cisna, profesor de Ciencias de Iowa, tenía una curiosidad. Inspirándose en la idea del documental ‘Supersize Me’ (2004), que pretendía demostrar que comer durante un mes de McDonald’s aumentaba el colesterol y el peso, decidió hacer su particular experimento.

Mientras que en el citado documental del cineasta independiente Morgan Spurlock, éste demostró cómo en  30 días ganó 11,1 kilos, experimentó cambios de humor, dañó su hígado y aumentó su disfunción eréctil, Cisna, con su experimento particular, logró perder 16 kilos comiendo nada menos que durante tres meses en este establecimiento de cadena rápida.

Y es que, lo que él hizo, fue limitar las calorías diarias a 2.000, siguiendo las raciones diarias de vitaminas, proteínas y carbohidratos.

Según John Cisna, “una hamburguesa Big Mac tiene 550 calorías, y una Cuarto de Libra con queso unas 520”. Además completó su dieta con ensaladas del McDonald’s, y cambiando sus pautas de comportamiento. Añadió a su dieta ejercicio físico, o sea, caminar durante 45 minutos al día.

En sus propias palabras, no pretendía ni mucho menos “recomendar que la gente coma exclusivamente este tipo de comida, sino que son sus propias decisiones las que pueden marcar la diferencia”, explicó a la TV local KCC1.

Y es que, lo que en definitiva demuestra este experimento es que la clave está en controlar cantidades.

 

noticias absurdasMcDonald’s no ha tenido más remedio que cerrar una web de la compañía en la que se recomendaba a sus empleados no comer hamburguesas por tratarse de una opción poco saludable.

En este portal, McResource, en nombre de McDonalds se aconsejaba elegir mejor bocadillo con ensalada y agua, antes que hamburguesa con patatas y bebida de cola, para el menú diario.

El portal también ofrecía a sus empleados una herramienta para hacer un presupuesto mensual y controlar sus finanzas, al tiempo que se hablaba de propinas a un limpiador de piscinas o casas, algo que parecía tener poco que ver con la compañía.

Al parecer, McDonald’s no estaba al corriente de lo que se escribía en esta web, por lo que desactivó la dirección inmediatamente.

La página McResource, que era llevada por un servicio externo, “ha existido durante años y fue diseñada parar dar herramientas e información valiosas para los empleados de varias empresas, incluida McDonald’s y algunas de nuestras franquicias”, justificó la empresa.

En sustitución a este servicio, McDonald’s abrirá una línea de teléfono interna de comunicación entre los empleados y la empresa para abordar este tipo de asuntos.