noticias absurdas

Una monja salvadoreña de 32 años, que dijo que desconocía que estaba embarazada, dio a luz el pasado martes en un hospital de la ciudad italiana de Rieti, a donde fue trasladada en ambulancia aquejada de “fuertes dolores en el vientre”, según trascendió hoy a los medios de comunicación italianos.

“No sabía que estaba embarazada, solo tenía un fuerte dolor de vientre”, explicó la religiosa, según recogen los medios locales que citan fuentes del hospital donde dio a luz.

El parto tuvo lugar durante la noche del pasado martes cuando los servicios de urgencias recibieron el aviso de las monjas del convento de Discípulas de Jesús, que se encargan de un asilo de ancianos, que decidieron llamar al número de emergencias asustadas por los “fuertes dolores en el vientre” que su compañera  aseguraba padecer.

Fue entonces cuando la monja fue trasladada en ambulancia al hospital de San Camilo de Lellis, en Rieti, donde dio a luz a un niño de tres kilos y medio. Cuando los servicios sanitarios llegaron al convento de Rieti el resto de religiosas aseguraron estar convencidas de que se trataba de un “dolor estomacal” y afirmaron no estar al corriente de su estado de buena esperanza.

“¿Pero cómo es posible? No podríamos imaginar algo como esto”, aseguraron las religiosas del convento italiano. Según los medios locales, la monja, que está recuperándose del parto, aseguró que va a ocuparse de su hijo y ya está recibiendo ropa y otros regalos para el bebé.

Por su parte, sor Herminia, la madre superiora de las Discípulas de Jesús de Rieti, aseguró que la monja salvadoreña “ha hecho todo sola” y subrayó que el resto de religiosas del convento no se habían dado cuenta de nada.

“No ha sabido resistir a la tentación pero no ha hecho ningún mal a nadie. No entiendo por qué se presta tanta atención a esta historia”, añadió sor Herminia.

http://www.antena3.com

 

Al César, lo que es del César y a Dios, lo que es de Dios, pero ¿de quién es una cerveza? Quizá fuera esta disyuntiva lo que indujo a la monja a esconder la cerveza en su hábito con el objetivo de deliberar ante el objeto y llegar a una conclusión. Lástima que las cámaras de seguridad grabaran el robo; Dios todo lo ve y parece que el Hombre también…

Poco probable es que se planteara utilizar la cerveza como camino corto al éxtasis alcanzado por colegas suyas como Santa Teresa de Jesús, puesto que, a falta de fe, sería necesaria una cantidad ingente de alcohol; una sola lata no resultaría de utilidad.

Podría, tal vez, haberla tomado prestada para algún parroquiano alcohólico. En cualquiera de los supuestos, ¿por qué no pagarla? ¿Será, esta mujer, la Winona Ryder de las monjas?

La cuestión es que no se sabe absolutamente nada de este vídeo, sólo que se ha dado a conocer en las últimas horas a través de Youtube y que los hechos tuvieron lugar, presuntamente, el pasado 10 de septiembre. No hay que descartar, por tanto, que se trate de una broma. Broma o no, en tan sólo cuatro días, el vídeo ha sido reproducido casi 325.000 veces en el famoso portal de Internet. Todo un éxito: objetivo cumplido. ¿Te lo crees?