Entrenarán a los simios para que interactúen con un robot que será el encargado de asistirles.
Los rayos cósmicos obligan a descartar el envío de humano

El Instituto de Patología y Terapia Experimental de Georgia se prepara para entrenar a monos para que puedan ser enviados al planeta rojo.

Según publica Urmee Khan en Telegraph.co.uk, en un artículo titulado ‘Monkey to be sent to Mars’, existe un principio de acuerdo entre el Instituto estadounidense y la Academia de Cosmonáutica Rusa para que varios simios sean preparados en misiones simuladas, para su posterior envío a Marte.

Esta iniciativa se basaría en el proyecto Marte-500, un proyecto ruso-europeo que simuló una misión al planeta vecino con seis voluntarios.

Zurab Mikvabia, director del Instituto:

“Al principio este programa tenía por objeto el envío de personas, pero dada la duración del vuelo a Marte, y teniendo en cuenta la falta de protección contra los rayos cósmicos en un viaje de estas características, hemos pensado en enviar un mono en lugar de una persona”

Mikvabia segura que el primate será atendido por un robot durante la misión y que el entrenamiento que llevarán a cabo en su Instituto se basará en enseñar al mono a interactuar con su compañero de viaje.

Temen que este proyecto genere controversias con los grupos de derechos de los animales.