Al parecer no es un mito creado por los dibujos animados, en los que los canguros tienen fama de ser unos excelentes boxeadores.

El animal, de siete años de edad y procedente de un circo de Moscú, es un boxeador con experiencia, ya que ésta es la especialidad con la que deleita al público de la capital rusa.

 

Tiene una forma peculiar de boxear: golpea a sus rivales con las patas traseras mientras aprovecha las delanteras para agarrar al contrincante y derribarlo.

 

Charlie obtuvo la victoria sobre sus tres contrincantes a pesar de que cada uno de ellos boxea con un estilo distinto, explicó Kazántseva a la agencia Interfax.

 

Los boxeadores, según la portavoz del circo de la capital de los Urales, no usaron toda su fuerza en la pelea con el animal. “Más bien trataron de animarlo para que el canguro entrara en el juego”, apuntó.