noticias absurdas

Quien sea padre o madre seguramente no podrá creerse lo que Pabla Cesarina Monzón, una mujer de argentina de 30 años, hizo con su hija.

O podemos llegar a pensar que se debió ver en unas condiciones muy extremas para tomar la decisión que tomó.

Y es que Pabla ha sido detenida por la Policía después de que cambiara a su hija de 11 años por una nevera.

La historia es que un vecino suyo le hizo este ofrecimiento y ella, obligada al parecer por las condiciones de extrema pobreza en las que vivía, accedió.

La niña fue obligada a trabajar en un taller clandestino sufriendo además abusos sexuales y maltratos físicos, según indica el portal RT.

La Policía también localizó el taller clandestino y leberó a otros menores de edad que como esta niña también eran obligados a trabajar y explotados sexualmente.