nino

Un musculoso niñito rumano, de sólo 5 años de edad, entró al libro Guinness de los records por su descomunal fuerza. Camina de manos llevando cosas con los piés, hace mortales hacia atrás desde los muebles de su casa, levanta pesas y es considerado -con justicia- el niño más fuerte del mundo.

Sus espartanas rutinas pueblan las páginas de Internet y causan asombro y polémica. Este amante de los dibujitos animados, que vive en Italia con sus padres, ha sido entrenado desde bebé.

Según su padre Iulian, de 33, “ha hecho gimnasia desde que nació. Personalmente he entrenado fuerte toda mi vida y siempre lo llevé conmigo. Pero sabemos que es un niño: jamás practica por su propia cuenta y cuando se cansa salimos a jugar”.