noticias absurdas

Ver películas de terror adelgaza o eso es lo que asegura un estudio realizado por la Universidad británica de Westminster publicado en el Daily Telegraph. Una persona puede llegar a perder hasta 113 calorías durante una película que dure hora y media. Al parecer ver una película de terror equivaldría a caminar alrededor de treinta minutos.

Según explica el estudio, al aumentar el pulso y el latido cardíaco se consume más oxígeno del exterior, y al mismo tiempo se expulsa más dióxido de carbono. Es decir, el estrés disminuye el apetito y hace que “la actividad del metabolismo basal aumente y queme un alto número de calorías”, tal y como ha explicado el Doctor Richard Mackenzie, especialista en metabolismo y psiquiatría de la universidad de Westminster.

De todos modos, milagros ni en la noche de Halloween, porque acompañar el momento con unas palomitas y un refresco anularía totalmente el efecto.

El resplandor, de Kubrick, encabeza el ranking de las más terrorífica y el espectador conseguiría quemar unas 184 calorías. La segunda, otro clásico, Tiburón de Steven Spielberg, con 161 calorías. Tercera El exorcista, 158; cuarta Alien, 152: quinta Saw, 133; sexta Pesadilla en Elm Street, 118; séptima Paranormal Activity, 111; octava La matanza de Texas, 107; novena El proyecto de la bruja de Blair, 105; y [Rec], de Paco Plaza y Jaume Balagueró, 101.