noticias absurdas

Michael Carl y Kendra Nobles parecían unos papás primerizos felices e ilusionados, pero la alegría se convirtió en drama solo una hora después de que naciera su bebé. Según han informado fuentes del hospital, la pareja discutió en la sala de maternidad y segundos después, Michael se suicidó pegándose un tiro en la cabeza.

Según informa el diario Daily Mail, Michael, de 32 años, se suicidó en la sala de maternidad del hospital Methodist Willowbrook, en Houston, solo una hora después de que su mujer diera a luz a su primer hijo.

La policía ha explicado al citado diario que se escuchó discutir a la pareja en la sala de maternidad instantes antes de que Michael cogiera una pistola y se pegara un tiro en la cabeza. Nobles fue trasladado a un hospital cercano donde falleció.

La familia de Nobles ha explicado que el joven había estado angustiado algún tiempo pero, nada hacía presagiar la tragedia.

El bebé no estaba en la sala cuando ocurrió la tragedia y Kendra no resultó herida.

El hospital asegura que cuentan con una política anti armas, lo que no impidió que el hombre entrara a la sala de maternidad con una pistola.