Ni masajes ni cerveza. En las playas barcelonesas pueden multar a cualquier ciudadano que contrate un masaje, compre un refresco a un vendedor ambulante o tome una cerveza en lata mientras toma el sol. Nada de dormir en la arena. Podrá sancionarse a quienes duerman en una playa valenciana, en Benidorm, está prohibido entrar en la playa entre medianoche y las 07.00 horas. La música sólo podrá escucharse con auriculares y las sombrillas a seis metros del mar.Veto a los castillos de arena en diferentes localidades y no fumar.

etiquetas: playa, barcelona, arena

http://d2.com.es