noticias absurdas

Como si no fuera evidente ya que los mayan han sido utilizados para sustentar creencias particulares de nuestra era, especialistas del Instituto de Investigaciones Filológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) emitieron un comunicado que circula por medios mexicanos en los que aclaran que los mayas en ningún momento señalaron que en el 2012 el mundo fuera a acabarse, solamente concluye un ciclo de 13 bactunes, equivalente a cinco mil 125 años. El arqueólogo Tomás Pérez Suárez y la coordinadora del Centro de Estudios Mayas (CEM), María del Carmen Valverde Valdés, dijeron que los mayas tenían un concepto circular del tiempo, el cual reinicia el 22 de diciembre de 2012. ”Los mayas jamás hablaron del apocalipsis, de destrucción ni de cataclismo”, dijo Pérez Suárez.

Existe cierta controversia por la fecha en la que este periodo acaba, ya que generalmente se marca el fin del calendario el 21 de diciembre (aunque tambiéns se ha manejado el 23 de diciembre).

Por otra parte el único monumento que aparentemente menciona esta fecha, es el llamado Tortuguero en Macuspana, Tabasco, en el que se menciona el descenso del dios Bolon Yokte, el 21 de diciembre del 2012. Existe cierta controversia si esta región era propiamente maya o de ascendencia olmeca: se dice que justamente el rey Pakal de Palenque se casó con la Reina Roja, orginaria de Macuspana para unir su sangre con otro pueblo.

http://pijamasurf.com

Camping, de 89 años, se ha convertido en una figura nacional… del ridículo después de advertir que el fin del mundo llegaría el pasado 21 de mayo y gastarse millones de dólares en difundir la nefasta noticia. El choque con la agradable realidad de que aún sigue vivo no le ha hecho rectificar. Lejos de eso aventura ahora nuevas teorías.

A juicio de este telepredicador, Dios no quiere que la humanidad sufra durante cinco meses y se plantea la eliminación total del mundo en un día, el próximo 21 de octubre. Camping está convencido de que la divinidad se presentó ” de forma espiritual” el pasado 21 de mayo, pero aún no ha querido acabar con todo el mundo.

Este personaje norteamericano asegura que “la Biblia nos cuenta que Dios no se complace en hacer sufrir al hombre. Dios es compasivo y mientras la ley de Dios dice que también tiene que haber un castigo, eso no significa que el castigo deba ser constante”.

En su opinión, el cambio de fecha debe suponer un cambio espiritual de los norteamericanos, ya que “la Biblia claramente dice que el mundo se destruirá el próximo 21 de octubre y muy rápidamente“.

http://www.que.es