Un ex agente de policía se declaró culpable de robar el mismo banco dos veces, después que una cajera amiga suyo lo convenció de que sería “dinero fácil”.

Christian Torres, de 23 años, le dijo que tenía problemas para pagar sus cuentas cuando elaboró el plan con la cajera, Christina Dasrath, en 2007.