La aldea catalana de Creixell presentó ayer un manifiesto en el que pide que el alioli sea considerado salsa oficial de Cataluña.

Circunscrito al municipio ampurdanés de Borrassà, nos cuenta Intereconomía, Creixell celebra desde hace años la feria del alioli, y ha creado incluso una página web para recoger firmas, tal y como recogió Quim Monzó en La Vanguardia bajo el título de “La tontería nacional de Catalunya”.