– Getafe se ha convertido en uno de los protagonistas del verano: hacer botellón en la calle, jugar a la pelota o bañarse en fuentes públicas, tender la ropa en la ventana, regar por el día, cantar en la siesta e, incluso, cerrar la puerta con brusquedad son motivo de sanciones.

– Hay otras multas usuales en los municipios que generan polémica: tirar una colilla o escupir el chicle llega a multarse con 750 euros, el mismo desembolso que realiza quien sea sorprendido sacando la basura fuera de hora…