noticias absurdas
La estadounidense Pauline Potter entró en el libro Guinnes de los Records como la mujer más gorda del mundo cuando llegó a pesar 330 kilos. Alex, su exmarido, que volvió a sus brazos cuando la publicación la coronó con ese título tan particular, es quien ahora la ayuda a adelgazar por medio de una dieta a base de sexo.
Potter, de 48 años, fue visitada por los jueces del certamen en su casa de Sacramento, en California, y tras ganar su título inició la lucha contra su sobrepeso de la manera más original posible: con sesiones maratonianas de sexo, que le ayudaron a bajar unos 44 kilos hasta el momento. Ellos se habían separado, pero el premio que los jueces le dieron a su mujer pareció atraer a su exesposo y eso les hacer fluir su amor.
“Hizo falta que engordara para que me diera cuenta de cuánto me importa”, expresó Alex, quien se convirtió en el compañero de ejercicios íntimos de Pauline. Ahora, la mujer pesa 285 kilos y puede levantarse nuevamente, algo que era impensable en septiembre del año pasado, cuando entró en el Libro Guinness. En ese entonces dependía de los cuidados de su hijo de 19 años, Dillion, que pesa 114 kilos.
“No había tenido sexo en tres años, pero lo hicimos seis veces en el primer reencuentro”, comentó Potter a la revista Closer. Alex vive en Arizona pero la visita dos veces por mes, cuatro días por viaje, para ponerse al día con la peculiar dieta. “Mi cama está reforzada y, aunque no puedo comprar lencería sexy, me envuelvo en una sábana linda”, afirmó la mujer.
http://www.eldiariomontanes.es

noticias absurdasAdelgazantes. Éste es el grupo de fármacos que más se automedican los canarios, nada menos que en el 60,5 % de los casos. No sólo es un hábito inadecuado, sino que, además, no sirve para nada, porque las Islas mantienen prácticamente sus tasas de sobrepeso (36,8 %) y de obesidad (18,58 %), cifra esta última que ha aumentado un punto porcentual desde 2004. Éste es uno de los datos más sorprendentes de la Encuesta de Salud de Canarias 2009, presentada ayer por el Consejero de Sanidad, Fernando Bañolas, que encuentra la explicación del consumo de adelgazantes “en el culto al cuerpo instalado en la sociedad”.

“Los adelgazantes no son la solución, el sobrepeso sólo se controla con dieta sana y ejercicio físico”, señaló Bañolas. En este sentido, puede ser que haya una luz al final del túnel si se echa un vistazo a los consumos de productos sanos. Así, el consumo de fruta fresca ha aumentado de un 55,16 % (2004) a un 65,91 % (2009). Diez puntos porcentuales. El de verduras también ha subido, aunque muy tímidamente. En 2004, comía verduras a diario el 33,11 % de la población. En 2009 la cifra está en un 34,75 %. En cuanto a otros productos sanos, como el pescado, la crisis debe haber hecho mella, ya que ha descendido el porcentaje de canarios que lo ponen en la mesa. En 2004, el 24,37 % consumía pescado tres o más veces a la semana, en 2009, el 18,05 %.

A esto se añade el descenso en el consumo de dulces (de un 24,36 %, en 2004, a un 22,76 % el año pasado); y de embutidos (de un 36,28 % a un 34,83 %). Sin embargo, aún es muy alta la afición a la comida rápida. Un 25,54 % de la población canaria admite que recurre a esta solución culinaria una o dos veces a la semana.

También son positivos los datos en cuanto a actividad física, aunque, como se ha dicho, sigue siendo insuficiente para mejorar la estadística sobre peso. En el apartado de Anda bastante, pero no hace esfuerzo vigoroso se ha pasado de un 38 % en la encuesta anterior a un 45 % en ésta última. Para los más pequeños, hay variación. El 55 % de los niños de entre 1 y 5 años hace alguna actividad física o deportiva ocasional. La cosa va bajando a medida que aumenta la edad. Así, entre 6 y 10 años hacen ejercicio el 36 % y los de 11 a 16 bajan al 31 %. Éstos últimos, sin embargo, son los que ganan en el apartado de entrenamiento deportivo. Un 35 % de los adolescentes hace entrenamiento físico o deportivo varias veces a la semana.

Tabaco y alcohol
En cuanto al resto de indicadores de salud, hay algunos que llaman la atención en positivo y otros en negativo. El tabaquismo, quebradero de cabeza para la sanidad pública, ofrece un pequeño retroceso entre la población de más de 16 años. Pasa de un 32 % a un 28 % en cinco años. Es preocupante, sin embargo, que el 14 % de la población de entre 16 y 29 años es fumadora pasiva y está expuesta más de una hora al día al humo de un fumador.

El alcohol tiene también dos caras. Por un lado, se mantienen los bebedores constantes (9 % de la población canaria en 2004 y 2009), pero suben, es una realidad que ya no se puede negar, los consumidores ocasionales, sobre todo, de fin de semana. Pasan de un 15 % a un 17 %.

Por último, uno de los indicadores que más destacó Fernando Bañolas en la presentación de la Encuesta fue que el 72,8 % de los canarios considera que tiene una buena o muy buena salud.

http://www.laprovincia.es