Increíble pero cierto, nada más y nada menos que el prestigiado noticiero de Cuatro (la misma redacción donde trabaja Manolo Lama) no solo se creen las ridículas teorías conspiratorias de los Chemtrails, sino que informan del tema como si fuera cierto. Un segmento digno de ser puesto en Cuarto Milenio de Iker JImenez o Tercer Milenio de Jaime Maussan.

Aunque históricamente los noticieros de televisión el hagan contra al internet y adviertan constantemente de sus peligros como un lugar donde los pederastas, piratas, ladrones y/o estafadores tienen vía libre para hacer lo que les de la gana, cuando se trata de estos temas convenientemente es una fuente de información irrefutable y veraz (en un momento la periodista dice que «sigue la pista en internet» como para justificar las tonterías que se están mostrando).

Asegurando una y otra vez que se ha consultado a “expertos en el tema” e “investigadores independientes” dicen poner “el debate sobre la mesa” ya que, aunque no está comprobado, «los gobiernos no emiten información al respecto», obvio, tampoco pretenden que niegue oficialmente la teoría que Barack Obama es un extraterrestre .

Pero como mencionábamos hace más de un año, la explicación de las estelas de condensación es tan sencilla y la poca practicidad de “fumigar” con químicos a una población a alturas tan grandes, que hace de esta teoría conspiratoria una broma muy graciosa..

Las estelas de condensación que dejan los aviones es en realidad agua en forma de gotas o cristales de hielo. Se da cuando el aire comprimido que pasa por los motores contienen agua causada por la combustión, que al ser despedida se enfría bruscamente, provoca la condensación y produce la estela. Es necesario que se cumplan ciertas condiciones para que suceda, por lo tanto vemos las estelas cuando el avión está a grandes alturas donde la temperatura puede alcanzar los 50 grados bajo cero.

http://alt1040.com