Aunque intentaron ignorar los hechos, lo cierto es que las voces que irrumpen en la habitación de la hija, o los movimientos de objetos les han llevado a vivir, cuando menos, realmente amedrentados.

Según publica Daily Mail, y recoge nuevodiarioweb.com, Lisa Manning cuenta que a partir del día que se hizo con un crucifijo, empezaron los fenómenos paranormales: una bandeja de vidrio pesada voló de la cocina a la sala, seguida por el cajón del mueble. Además, una taza sucia flotó sobre la mesa del comedor y su hija sintió una fuerza que le empujó por los hombros para después sentir pasos subiendo escaleras. Entre otros muchos fenómenos que se suceden en la casa, se encienden y apagan las luces formando sombras.

Tras contactar con ‘cazafantasmas’ y algunos expertos en fenómenos extraños, les han comunicado que en esa casa habitó un hombre llamado Jim que falleció de un ataque al corazón a los 58 años.

Al parecer, antes de esta familia, habitó otra que salió repentinamente una medianoche dejando los muebles prácticamente nuevos.

http://www.que.es