noticias absurdas

Lo que pasó el otro día en el aeropuerto de Katowice, en el sur de Polonia, ha indignado a toda la opinión pública polaca. Una cámara de vigilancia ha documentado cómo una pareja abandona a su bebé de dos años en el mostrador de información antes de salir de vacaciones.

Los informes de los medios de comunicación del país aeguran que la pareja dejó allí al bebé porque su pasaporte estaba caducado y los padres, sin embargo, no querían perder el vuelo. Ahora la policía, con la ayuda de las cámaras de videovigilancia y la documentación del bebé, ha conseguido identificar a los padres que podrían enfrentarse, según los medios del país, a hasta 5 años de prisión.

http://www.abc.es

noticias absurdasJoan Barnett, empleada de una escuela de Nueva York, comunicó a sus jefes la falsa noticia de la muerte de su hija para lograr quedarse una semana más de vacaciones en una isla del Caribe.

La inescrupulosa mujer hizo que una de sus hijas llame a la escuela notificando que su hermanita había sufrido un ataque cardíaco en Costa Rica, para luego, el día siguiente, comunicar que la niña había fallecido y que la familia debía viajar para el funeral. Para sostener la mentira la Señora Barnett falsificó un certificado de defunción y lo envió por fax como prueba de la muerte de su hija.

Sin embargo, un empleado de la escuela sospechó del falso certificado porque tenía letras desalineadas y extrañas para un acta de ese tipo. Cuando se realizó la denuncia también se comprobó que el número del documento no coincidía con los registros y que según la fecha, correspondía a un hombre fallecido en 2005.

El engaño le costó a Joan su trabajo. Fue despedida y declarada culpable por el Tribunal Criminal de Manhattan. El lado positivo es que su hija está viva, y podrá ir a visitarla a la prisión.

http://www.noticiaslocas.com

noticias absurdasLas vacaciones ya no son lo que eran. En lugar de llevarnos un grueso tomo de poesía, aventuras o novela existencialista para olvidarnos de todo, lo que metemos en la maleta son los gadgets que nos mantienen conectados a nuestra vida cotidiana.

Casi tres cuartos de los veraneantes se llevan consigo algún aparato electrónico, en lugar de desconectar bajo una idílica palmera sin más tecnología que un abanico.

Una encuesta realizada en Reino Unido muestra unos datos que aunque poco sorprendentes, no dejan de ser llamativos. Apenas un 27 por ciento de los veraneantes dice desconectar de cacharros tecnológicos durante sus vacaciones, lejos de la idea del descanso estival sin noticias del mundo.

Al menos, parece que no estamos enganchados al trabajo. Tan sólo un 6 por ciento de los encuestados dijeron consultar correos de trabajo en sus días de asueto, mientras que el 30 por ciento dijo que se mantendría al día en medios sociales más desenfadados como Twitter o Facebook.

No en vano, las vacaciones son tecnológicas desde el momento en el que las contratamos, cada vez con más frecuencia, a través de Internet. Billetes de transporte y reservas de alojamiento son los productos estrella del comercio electrónico, gracias en parte a las empresas de bajo coste.

La encuesta, de los organizadores de viajes de lujo Cox & Kings, señala además que el 78 por ciento de los usuarios de 34 años o menos dice que la tecnología les ayuda a descansar, reflejando que ya se nos están olvidando aquellos viajes en los que encontrar enchufes compatibles era misión casi imposible. Y eso, a la hora de llenar -y cargar- la maleta, se nota.

http://www.baquia.com