noticias absurdas

Michelle de 29 años, sufre una extraña adicción que le impulsa a beber sangre. Descubierta por el programa My Strange Adicction, Michelle la sangre que toma es normalmente de animales como el cerdo, pero ella prefiere succionar la sangre humana.

Algunos de sus amigos se prestan a que la joven les chupe algo de su sangre, pero es casi imposible saciar su sed.

Algunos definirían a esta californiana de 29 años, como una auténtica vampira, pero a ella no le gusta que le denominen así. Michelle asegura que simplemente disfruta bebiendo sangre pero reconoce que es difícil de entender por el resto de los humanos.

Como asegura el diario Huffingtonpost, la tatuadora comenzó a beber sangre cuando era solo una adolescente, pero su sed ha ido creciendo cada vez más. Bebe unos 36 litros de sangre de cerdo a la semana, pero su bebida preferida es la sangre humana, que la ingiere una vez a la semana. Gracias a un amigo suyo, todas las semanas Michelle succiona directamente del brazo de su compañero su bebida preferida.

La joven californiana asegura que siempre bebe sangre humana de alguien al que conoce muy bien, porque existe un gran riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis o el VIH.

El equipo para cazar vampiros incluye una pistola de percusión con cañón de acero octogonal, un molde de acero de bala, un crucifijo y un frasco con tierra sagrada.

La caja que contiene todos instrumentos necesarios para un caza vampiros tiene también un salmo escrito a mano que reza: “Dile a aquellos mis enemigos, que no quieren que yo reine sobre ellos, que vengan acá y mátenlos antes que yo”.

En las obras de ficción, uno de los métodos más conocidos para matar a un vampiro es clavar es su corazón una estaca de madera o dispararle con una bala de plata o de acero. También se cree que los vampiros no pueden soportar el contacto con los objetos sagrados, tales como el agua bendita y los crucifijos.

A pesar de que el equipo se remonta a 1890, parece que nunca fue utilizado: no hay restos de sangre en las estacas de roble; el ajo y el frasco con agua vendita parecen no haber tenido uso durante todos estos años.

Lo subastadores pretenden que el equipo alcance el último día de la subasta, el 22 de junio, un valor de unos 3.000 dólares.

 

 

 

http://actualidad.rt.com

noticias absurdas

Arqueólogos han descubierto en la localidad búlgara de Sozopol (costa del Mar Negro) un cementerio de vampiros de la Edad Media, según Daily Mail. Se trata de dos esqueletos que contenían estacas clavadas en sus costillas. Así era la única forma en la que, cuenta la leyenda, se les mataba.

Mientras la leyenda del conde Drácula sembraba el terror en Rumanía, en la vecina Bulgaria podría estar viviéndose una realidad horrible en la Edad Media. Arqueólogos búlgaros han descubierto un hallazgo insólito en la localidad de Sozopol. Nada más y nada menos que un cementerio de vampiros que dataría de hace ocho siglos. En total, se han descubierto dos esqueletos que contenían estacas clavadas en sus costillas. Ristras de ajo, agua y luz aparte, era la única forma en la que, cuenta la leyenda, se les podía aniquilar.

“Estos dos esqueletos que fueron apuñalados con estacas ilustran que era una práctica común en algunas aldeas búlgaras incluso hasta la primera década del siglo XX”, explicó Bozhidar Dimitrov, jefe del Museo de Historia de Bulgaria, según el sitio inglés Daily Mail.

Según la creencia popular, cuando una persona malvada moría era necesario traspasar su corazón con una estaca de hierro o madera para evitar que se convirtiera en un vampiro.