noticias absurdas
Este hecho ocurrió en Brasil y le pasó a Gilberto Araujo. El estaba trabajando de limpiador de coches y recibió una bala perdida de un tiroteo cercano y “murió”, está entre comillas porque pasó que el mismo entró en su propio velatorio y no pasó en realidad esos hechos.

El caso es que esto paso por una confusión de los familiares. El pobre Gilberto se enteró de ello por un amigo que lo encontró en la calle que le dijo que “cómo puede ser que estés aquí si debería de estar muerto y en el velatorio” y el llamó por teléfono a un familiar de que el está bien y que se lo diga a los demás. Éste familiar pensó que se trataba de una broma y fue el mismo para contarle a sus familiares que está bien y que vean que está muy vivo. En ese momento apareció en su propio velatorio y la gente empezó a asustarse y creó una gran confusión. El hombre que estaban velando, según la web G1 del Globo, era un indigente de 34 años de edad con un parecido muy, muy, muy a Gilberto. Se localizó la familia pero le harán pruebas de ADN y miraran sus huellas dactilares para que no pueda haber otra confusión. Abajo está la imagen para comparar a Gilberto con el otro hombre: